Los agencieros de Lotería fueron a la Justicia contra Scalesa 9-08-03





CIPOLLETTI (AC) – La asociación que agrupa a los agencieros tradicionales de la Lotería de Río Negro presentaron ayer un amparo ante la Justicia para conseguir una rápida y preventiva suspensión de la polémica habilitación de Lotergames, la empresa de Damián Scalesa -primo del coordinador de Políticas Sociales de la provincia, Daniel Sartor-, que consiguió del gobierno un permiso para vender los juegos de azar impresos a minoristas de toda la provincia, en una acción que denunciaron como ilegal.

El recurso de amparo fue presentado ayer ante el camarista Jorge Douglas Price, que debe ahora resolver, rápidamente, si otorga la medida cautelar solicitada y suspende la resolución del presidente de Lotería de Río Negro, Miguel Irigoyen, que autorizó la apertura de la agencia 85 de Scalesa.

Cuando Lotergames consiguió su habilitación para operar con la Lotería, era una sociedad en formación. Así abrió la agencia 85, en 2002 y en Bariloche.

La resolución que lo habilitó argumenta que era necesario recuperar, mediante una nueva modalidad de venta, el 40% de la recaudación que había caído en 2001. Además hizo «extensiva la autorización para la distribución y comercialización en todo el territorio de la provincia de Río Negro de los juegos pre-impresos comercializados por esta Lotería».

Los «juegos pre-impresos» son aquellos que comercializa la lotería rionegrina y que no pasan por «terminales de juego», como Comahue TV Bingo, Tele Kino, y los billetes de la Lotería La Neuquina.

La asociación, llamada Aralyq, envió en vano cartas documento a Viedma para denunciar esta situación.

Los agencieros sostienen que el otorgamiento de la habilitación a Scalesa viola desde preceptos constitucionales hasta disposiciones menores de Lotería. Además, advirtieron que el ámbito de acción de la agencia 85 excede los del resto de los comercios habilitados, ya que tiene sede Cipolletti, además de Bariloche.

El pedido de que la Justicia actúe rápidamente en la concesión de la medida cautelar, para luego estudiar la cuestión de fondo, se basa en que, de no frenar a Lotergames, su accionar se extendería «como un virus sobre todo el territorio provincial».

«El peligro de la demora es obvio -escribió el abogado neuquino Alberto Aparicio, patrocinante de la asociación-, pues, de no decretarse la suspensión del acto abusivo, los daños que sufrirán los agencieros de la provincia por la competencia desigual y monopólica los destruirá como comerciantes, como familias y como personas».

Además advirtió que «la aparente legalidad de la sociedad comercial abrirá las puertas de cualquier otra especulación o negocio que se presente como posible».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los agencieros de Lotería fueron a la Justicia contra Scalesa 9-08-03