Los autos de las Mil Millas Sport ya ruedan por Bariloche

La presentación y la largada simbólica se realizaron en el Centro Cívico. Hoy parten a La Angostura.





Un despliegue de marcas legendarias, colores brillantes y motores que suenan como la historia misma encandiló a los amantes de los autos clásicos en la presentación de las Mil Millas Sport, la carrera que reúne a unos ochenta autos deportivos de distintas épocas, que recorrerán las rutas de la región hasta el sábado, con punto de partida en esta ciudad.

Las tres etapas partirán desde el hotel Llao Llao y pasarán por Villa La Angostura, San Martín de los Andes y El Bolsón. La competencia no es de velocidad sino que premia la precisión en el uso de los relojes y el cumplimiento de los tiempos prefijados, lo cual obliga a contar con un navegante avezado en el manejo del cronómetro y un ajuste preciso en el instrumental del vehículo.

La carrera se realiza en Bariloche cada primavera (va por la edición 33°), pero el año pasado se suspendió por la pandemia. Este año la vuelta está condicionada por la capacidad del hotel Llao Llao, que está en refacciones y no pudo albergar las 140 tripulaciones (más el staff de organización) que se alojaban en años anteriores.

El límite inicial de inscripciones para esta versión 2021 fue de 60 autos, pero se agotaron en tiempo récord. Luego fue ampliado a 85 cupos debido a la gran demanda de interesados. Por esa misma razón, se decidio privilegiar los rodados más antiguos, de modo que hay nueve participantes con autos de “pre guerra”, es decir anteriores a 1939, y más de la mitad tienen al menos 55 años.

Uno de los pilotos que debuta este año, el rosarino Juan Carlos Lovera, aseguró que la posibilidad de compartir la carrera con tantos autos clásicos en un lugar como Bariloche “es una verdadera fiesta”. Dijo que esperan hacer un buen papel aunque no tienen experiencia en carreras de regularidad. Participa en compañía de su hijo Lucas.

Los autos se ponen a punto (Foto: Chino Leiva)

“Para el que le gustan este tipo de autos es algo muy lindo estar acá, hay para todos los gustos -señaló-. Es increíble escuchar hablar a la gente, están los fanáticos de Mercedes, de Jaguar, de Alfa Romeo. Y todos tienen sus motivos”.

Además de esas marcas, es posible disfrutar de los perfiles únicos de los Triumph, Austin Healey, Porsche, Ferrari o Lancia.

Abundan los descapotables, los que mantienen sus llantas de rayos finitos, los cromados intactos y los tableros de madera originales. Los colores llamativos también son un signo de distinción de este tipo de vehículos, que nada tienen que ver con los que predominan hoy entre los autos de calle.

Uno de los pilotos reconoció que “son difíciles de manejar, casi hay que aprender otra vez, porque no tienen estabilizadores ni servo frenos, pero igual se disfruta”.

Luego de la largada simbólica de ayer por la tarde desde una rampa ubicada en el Centro Cívico, volvieron al Llao Llao. La primera etapa cubrirá hoy el recorrido por la ruta 40 hasta Villa La Angostura y regreso por el mismo lugar. El viernes irán a San Martín de los Andes por Confluencia y Junín de los Andes, con regreso por Siete Lagos. El sábado el trayecto previsto es hasta El Bolsón por ruta 40, con pasos por Mascardi, El Foyel y el kartódromo de Lago Escondido.


Comentarios


Los autos de las Mil Millas Sport ya ruedan por Bariloche