Los estatales sufren tres accidentes de trabajo por día

Suman casi 3.900 casos desde la vigencia del nuevo régimen. Los más afectados son los hospitalarios, policías y docentes. Pinchazos, torceduras y lesiones visuales encabezan las denuncias.





VIEDMA (AV).- Casi 3.900 accidentes de empleados públicos se denunciaron en los últimos cuatro años. Equivale a tres hechos diarios y los mayores afectados son hospitalarios, policías y docentes.

Los datos de accidentes laborales están concentrados en la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT). Esta cobertura en la administración pública de Río Negro está centralizada en Horizonte ART, que registra más de 30 mil empleados.

Un repaso de los registros de SRT indican más de 3.888 denuncias de los agentes públicos de Río Negro en los cuatro años de implementación del nuevo régimen de accidentes laborales (desde julio de 1996 a junio pasado).

En la provincia existen más de 71 mil empleados con esta cobertura laboral obligatoria y el padrón de Horizonte ART -formado en su mayoría por estatales- constituye el 42 por ciento del total de protegidos.

El sistema diferencia la cobertura en «accidentes in itinere» (se trata del hecho que se produce cuando el empleado concurre o se retira del trabajo), «enfermedades profesionales», «accidentes de trabajo» y «reagravación».

Los siniestros de trabajo constituyen entre el 88 y el 90 por ciento del total de los hechos mientras otro 7 por ciento corresponde a los accidentes «in itinere». El resto se dividen en las otras dos tipologías.

«El choque contra objetos» (30 por ciento), «esfuerzo físico excesivo» (15 por ciento), «caída de personas a nivel» (14 por ciento) y «golpes por objetos» (11 por ciento) equivalen a los mayores índices de los 25 motivos que establece la clasificación de la Superintendencia. Aquellas cuatro razones concentran siete de cada diez accidentes que se denuncian en la provincia en Río Negro.

En una revisión de la administración pública se advierte que la mayor cantidad de casos corresponde a empleados de salud, policías, docentes y viales. En 4 años de la nueva legislación laboral, ART Horizonte afrontó 3.888 accidentes de agentes públicos, con ocho fallecimientos.

Los hospitales sumaron casi 800 siniestros laborales. No deja de ser llamativo que la mayoría corresponde a heridas punzantes, especialmente pinchazos en el manejo cotidiano. Según fuentes hospitalarias, esas denuncias corresponde al mal uso y la falta de elementos residuales. Las heridas derivan en exámenes, controles y medicamentos, con un costo promedio de 300 pesos.

El segundo caso es el más preocupante en la relación laboral. Los miembros de la policía registran casi 700 accidentes denunciados. Más de la mitad pertenecen a lesiones en meniscos, como también, roturas de ligamentos. Estos casos cotidianos derivan en costos médicos de hasta 8 mil pesos y hasta seis meses de inactividad. Otros accidentes corresponden a golpes y contusiones varias, especialmente de efectivos motoristas y patrulleros.

Por su parte, los docentes se ubican en el tercer sector con mayores accidentes y sumarían unos 400 casos. Los motivos son de lo más variados, desde heridas motrices de los profesores de Educación Física o docentes de la Línea Sur hasta lesiones visuales. El costo médico promedia de 3.000 a 3.500 pesos.

El porcentaje de accidentes «in itinere» (en viaje al trabajo) corresponde en su mayoría a empleados de hospitales y maestros. Igualmente, las estadísticas aportan datos diferenciales entre ellos: esos siniestros de los agentes de Salud se concentran como peatones o ciclistas y, en cambios, los docentes aparecen como automovilistas o transportados en taxis.

Uno de cada cuatro sufre una contusión

Las estadísticas de la Sindicatura de Riesgo de Trabajo (SRT) indican que las contusiones y los traumatismos constituyen la mayoría de los accidentes declarados en Río Negro.

En relación con la naturaleza de la lesión, las contusiones equivalen al 25 por ciento de las denuncias, seguidas por «traumatismo internos» (20 por ciento), «torceduras y esguinces» (14 por ciento), «heridas cortantes» (11 por ciento) y «cuerpo extraño en ojos» (11 por ciento). El resto porcentual corresponde a las otras 16 clasificaciones de lesiones de la SRT, que incluye casi un 4 por ciento de fracturas.

En cambio, considerando la parte afectada, los ojos y párpados aparecen como sectores más accidentados, con un 14 por ciento. Un 13 por ciento de los siniestros afecta «los dedos de las manos» y un 11 por ciento la región «lumbosacra» (columna vertebral y músculos adyacentes). En cambio, acentuando las lesiones motrices, otro 8 por ciento son afecciones en rodillas, 5 por ciento en piernas y un 4 por ciento en tobillos.

La crisis del Ipross habría tenido una directa incidencia y exigido mayor cobertura de la ART oficial. Ocurre que la atención médica se facilita frente a los inconvenientes prestacionales que vive la obra social provincial. (AV)

Esguinces y torceduras policiales

Los accidentes de trabajo denunciados en la administración pública son de los más variados. Los registros de la Policía constituyen una preocupación para la ART oficial -Horizonte SA- porque se advierte que la mayoría de las lesiones inscriptas corresponden a esguinces, torceduras o roturas de ligamentos ajenas a la función específica de los uniformados.

Además, los registros indicarían que las denuncias se centrarían los lunes, lo cual, permitiría avalar que son consecuencias de los encuentros deportivos de los fines de semana.

Además, existirían sospechas en relación a otros «accidentes de trabajo». Por ejemplo, un caso de reciente difusión pública: el vuelco automovilístico del sargento Oscar Roumec y una acompañante, en la ruta provincial Nº 1 entre Viedma y el balneario El Cóndor.

Este hecho lo investiga el juez penal, Jorge Bustamante a partir de una derivación de la causa que actualmente mantiene detenido a Roumec.

Pero, el presidente de Horizonte ART, Raúl Berola defendió esa cobertura médica porque «existe la formal nota del superior que dice que está de servicio. En todos los casos, la aseguradora debe aceptar la decisión del empleador», completó Berola en su defensa.

Asimismo, el funcionario admitió que existan dudas en relación a algunos accidentes pero prefirió no entrar en precisiones, siempre argumentando que el aval del empleador ya es suficiente para la cobertura de parte de Horizonte. (AV)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los estatales sufren tres accidentes de trabajo por día