Los rayos desataron un gran incendio cerca de Viedma

El fuego fue controlado por los bomberos que trabajaron noche y día. La nube de humo apareció en Viedma ayudada por un leve viento.





La caída de varios rayos durante la tormenta del martes generó dos grandes focos de incendios que afectaron más de 2.000 hectáreas de campos, según la información oficial, en la zona de La Cuchilla, a unos 10 kilómetros de Viedma.

En horas de la mañana del miércoles fue sofocado el de mayor dimensión en dirección a la zona de Palacios y que recibió la caída de, por lo menos, cuatro descargas eléctricas como se aprecia la imagen satelital del Inta Valle Inferior.

Los Bomberos de Viedma, a cargo de Alberto Caramilla, trabajaron toda la noche en la sofocación de este foco que por momentos tuvo hasta tres frentes de fuego. El cambio de la temperatura nocturna y del viento fueron factores que colaboraron también en la extinción.

En cambio, en el otro foco más cercano al basural de Viedma se complicó la intervención de los bomberos debido a que el propietario del campo que había comenzado a arder se habría negado a permitir el acceso.

La imagen satelital del daño en la zona de la Cuchilla

Al parecer, el productor tenía prevista una quema y el fuego que cayó del cielo estaba cumpliendo con ese objetivo pero poniendo en serio riesgo a los campos vecinos. Finalmente el productor fue convencido por autoridades de Defensa Civil de la provincia y accedió a abrir la tranquera.

Esta habría sido la razón por la cual se demoró el trabajo en ese sector y las llamas avanzaron a campo traviesa durante la noche. Una columna de humo se observó durante todo el día desde Viedma, en dirección a La Cuchilla.

Imágenes de la columna de humo que se observó de distintos puntos de la ciudad

La información ofrecida desde Defensa Civil de Río Negro bajo la dirección de Adrián Iribarren y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria -INTA– fue coincidente en relación a las aproximadamente 2.000 hectáreas afectadas por el fuego. En cambio, para los productores de la zona esa cantidad sería aún mayor.

Cabe recordar que la nueva Ley provincial de Lucha Contra Incendios -sancionada el año pasado pero aún no reglamentada- sanciona a quien impida el ingreso de bomberos para combatir el fuego en territorios de propiedad privada, así como no denunciar un foco de este tipo de siniestros.

Iniciado un foco de fuego es intenso el trabajo para combatirlo, teniendo en cuenta las fases de este tipo de situaciones que al comenzar son consideradas fuera de control; contenido -una vez que se comienza a trabajar y se impide el avance- y que suele llevar horas hombres de pala, pico y contrafuegos. Lograda esta instancia se considera controlado y finalmente extinguido.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los rayos desataron un gran incendio cerca de Viedma