“Los Vengadores: La era de Ultrón”. El encuentro necesario

Nuestra Opinión: Buena

#

CRITICA

En 2008, y tímidamente, Marvel comenzó una nueva etapa en la que se atrevía a llevar -de nuevo- al cine a sus superhéroes. No había tenido mucho éxito antes y, de todo el enorme listado de productos que tenía, tuvo una curiosa elección. Así se estrenó Iron Man. Sí, este superhéroe no gozaba de la enorme popularidad de otros y tampoco era muy conocido para la gente que no fuera fan de los cómics. Pero el filme fue un éxito y rompió con todo. Después llegarían Hulk, Thor, Capitán América y sus secuelas para desembocar en “Los Vengadores”, que los reunía a todos y que se convertía en la frutilla del postre. Sin entrar en detalles específicos sobre la Fase 1 o Fase 2 del Universo Cinematográfico de Marvel (para mi gusto, algo que sólo le atañe al fanático), después de tres años están otra vez juntos -posiblemente la última en que veamos a este equipo de “Los Vengadores: Era de Ultrón “. Y, como toda reunión entre amigos tras varios años, las cosas ya no son iguales.

En su lucha por tratar de acabar con las fuerzas de Hydra el grupo de superhéroes recupera el cetro de Loki, que contiene una gema del infinito. Antes de que Thor (Chris Hemsworth) se lleve el arma de su hermano a Asgard, Tony Stark (Robert Downey Jr.) le pide a su compañero que se lo deje estudiar. Junto con la ayuda de Banner (Mark Ruffalo), Stark trata de hacer funcionar un programa llamado Ultrón para mantener la paz en el mundo. Todos sus intentos parecen fracasar y, cuando menos lo esperan, Ultrón hace su aparición. Claro que, si las cosas pueden salir mal, lo harán; y esta creación tiene su propia idea de cómo lograr el cometido de la paz mundial: básicamente, acabar con la humanidad y empezar todo de nuevo.

Iron Man, Thor, Hulk, el Capitán América (Chris Evans), Viuda Negra (Scarlett Johansson) y Ojo de Halcón (Jeremy Renner) tendrán que hacer todo lo posible para detenerlo.

Joss Whedon, ya convertido en un experto en la materia, vuelve a escribir y dirigir como lo hizo en 2012. A diferencia de la primera película, pone más énfasis en personajes como Ojo de Halcón y Viuda Negra, y contiene bastante al de Iron Man, que es un acierto. Pero también lidia con mostrar a otros -aunque sea algunos minutos- que ya han hecho su aparición: Maria Hill (Cobie Smulders) James Rhodes/ War Machine (Don Cheadle), Falcon (Anthony Mackie) y podríamos seguir nombrando. Claro, como dijimos antes, los próximos Vengadores que veamos serán con miembros nuevos y hay que presentarlos. Es por eso también aparecen Pietro (Aaron Taylor-Johnson) y Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen) y La Visión (Paul Bettany).

Más allá de esto, esta secuela toma un tono más serio y está más “hablada” que su predecesora. Da la sensación que es un escalón que había que subir para llegar a lo importante: Avengers: Infinity War Part 1 (2018) y Avengers: Infinity War Part 2 (2019).

Veamos, las escenas de acción, efectos y producción son enormes e inobjetables. Pero hay una carencia: en la primera el tándem drama-acción-humor era casi perfecto, y en esta casi que se pierde. ¿Será que ya se habrá dicho todo y no hay algo nuevo que mostrar? ¿Será demasiada sobredosis de superhéroes? Todo puede ser.

Para los fanáticos: no se enojen, hay cosas que difieren de los cómics, pero tampoco es para matarse. Por supuesto, no se pierdan la escena que viene tras los créditos que dice y mucho.

Leo González


Comentarios


“Los Vengadores: La era de Ultrón”. El encuentro necesario