Luz Casal busca las sutilezas

Presentará en la Argentina sus “Canciones antagónicas”




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

Luz Casal se arriesga y le escapa a lo obvio en sus canciones.

La cantante Luz Casal, una de las voces más personales y creativas de la escena española, regresará mañana a la Argentina después de siete años para ofrecer un concierto a piano y voz en la sala porteña del ND Ateneo, donde propondrá, según adelantó, “mostrar cómo se unifican géneros y estilos aparentemente antagónicos”. “Me gusta enseñar aquello de lo que soy capaz y las sutilezas que puedo alcanzar para ir desde lo más oscuro a lo más brillante, desde las emociones profundas a las canciones más frívolas en un tránsito que siento que es enriquecedor”, se ufanó Casal en una entrevista telefónica con Télam desde Madrid. La artista gallega, de 53 años, comentó al respecto que “meterme en vidas e historias distintas obedece a un espíritu inquieto en el que no cabe la conformidad”. Forjada en las arenas del pop-rock pero instalada desde hace tiempo en el Olimpo de la canción popular, Luz alcanzó prestigio planetario de la mano del bolero de Agustín Lara “Piensa en mí” que Pedro Almodóvar incluyó en su filme “Tacones lejanos” (1991). Capaz de ir visitando los contornos de una trayectoria que inició en los 80 y que está definida por los cambios, señaló que “siempre me gusta meterme en otro camino, en otro ambiente, para ver hasta qué punto soy capaz de llegar, pero no como una exigencia profesional sino vital”. “Tal vez -reflexionó- hubiera sido más cómodo o menos arriesgado ir en busca de lo que la gente espera de uno, pero eso sería caer en obviedades y me provocaría poco placer. Yo elijo siempre ir a más en el sentido de ver qué puedo hacer que no haya hecho”. Capaz de definirse a partir de estos motores, Casal subrayó que “me gusta mucho la aventura en general y para nada la rutina. De hecho, cuando estoy cansada de alguna idea, la siguiente es totalmente distinta como si siempre quisiera buscar cosas opuestas”. Al calor de esa impronta, la intérprete fue construyendo una carrera en la que ha logrado contar con un público capaz de seguirla y de una industria musical con la que no entró en colisión. “Como he sido así desde el principio, verdaderamente no puedo quejarme del trato porque siempre he grabado de manera extraordinaria en los estudios, con los productores y con los músicos que quería”, comentó. Entre risas, Luz arriesgó que ese libre albedrío quizá obedezca a que “me he encargado de dejar en claro que no puedo cantar una canción en la que no creo porque sería un horror. Y ante esa velada amenaza he podido hacer lo que deseaba”. Desde mediados de la última década, la vocalista atravesó dos intervenciones por sendos episodios relacionados con un cáncer de mama, situación que hizo pública y que si bien menguó su andar artístico, potenció su perfil social. A fines del año pasado publicó “Un ramo de rosas”, una placa que combina canciones clásicas de su repertorio y algunas novedades como el tema que da título al disco y “Gracias a la vida”, de la chilena Violeta Parra. En relación con ese himno de Parra, comentó que “decidí grabarlo cuando volví a los escenarios en febrero del año pasado porque explica muy bien mis sentimientos y mi actitud de saber quedarme sorprendida por las cosas que tengo alrededor”. (Télam).


Comentarios


Luz Casal busca las sutilezas