Macri cuestionó “actitud patotera” de Viviani y dijo que fue “un papelón”

El presidente volvió a cuestionar el paro de la CGT de la semana pasada pero expresó que intentarán profundizar el diálogo “por todos los medios”.



#

El presidente Mauricio Macri remarcó los acuerdos “sector por sector” para fomentar la producción y el empleo.

El presidente Mauricio Macri cuestionó hoy al jefe del gremio de taxistas, Omar Viviani, quien días atrás instó a ‘dar vuelta los autos’ que salieran a trabajar en medio del paro convocado por la CGT, y sostuvo que eso fue “una actitud patotera” y “un papelón” que no “suma en nada” para construir el país.

“Realmente lo de Viviani fue un papelón que denota un comportamiento que no fue solamente en este caso, que viene de años, y que tenemos que erradicar porque por ahí no va la Argentina, por ahí no construimos la Argentina que soñamos”, fustigó. El jefe de estado destacó, en diálogo con radio Mitre, que “una de las cosas más importantes que hemos empezado a recuperar en Argentina es el diálogo”.

En ese marco, sostuvo que “la confrontación la hemos puesto sobre la mesa durante muchos años, y el resultado ha sido muy malo para toda la sociedad”.

Consultado acerca de cómo quedó la relación con los gremios después del paro del jueves convocado por la CGT contra la política económica oficial, Macri enfatizó que “la etapa en la que estamos es la de intentar profundizar por todos los medios el diálogo”.

“Eso es lo que espero, pasados todos estos desacuerdos con el paro y las discusiones, que sigamos profundizando con los gremios. Creo que eso es el camino”, expresó.

En ese contexto, el presidente remarcó los acuerdos para fomentar la producción y el empleo logrados en el yacimiento no convencional de Vaca Muerta, y con los sectores de la construcción, y la industria automotriz.

“Hay que hacerlo sector por sector, y alejarnos de actitudes patoteras como las de Viviani, que no suman en nada, en nada”, resaltó.


Comentarios


Macri cuestionó “actitud patotera” de Viviani y dijo que fue “un papelón”