Malas noticias para Boca, porque Orsini y Cardona están desgarrados

Los dos jugadores se perderán el partido del sábado con Huracán por la Liga Profesional.

Orsini será una de las bajas obligadas que tendrá Boca para el partido con Huracán por la Liga Profesional. Gentileza.

Boca inició la semana con dos malas noticias luego que desde el club confirmaron las lesiones de Nicolás Orsini y Edwin Cardona, quienes se perderán el partido frente a Huracán el próximo sábado en la contunuidad de la Liga de Fútbol Profesional y seguramente serán baja por unas semanas.

El entrenador Sebastián Battaglia deberá afrontar el partido ante el Globo con tres cambios obligados en relación con los que jugaron ante el Granate. Por un lado, Cardona y Orsini están lesionados. Por el otro, Jorman Campuzano alcanzó las cinco tarjetas amarillas y se perderá el partido.

Más allá de las ausencias, sus reemplazos parecen bastante claros. Luis Vázquez seguramente sea titular en lugar de Orsini, después de haber ingresado en La Bombonera y haber marcado el segundo tanto de la noche. Aaron Molinas reemplazó a Cardona en el mismo partido y asoma como el 10 titular para el sábado.Esteban Rolón seguramente ingresará en lugar de Campuzano, para ser titular en su retorno al Tomás Ducó después de haber dejado Huracán en el último mercado de pases.

Los defensores Luis Advíncula y Carlos Zambrano, quienes no estuvieron ante Lanús, prolongarán su ausencia con Boca debido a que seguirán afectados a la selección de Perú hasta el jueves, cuando enfrenten a Argentina por las Eliminatorias Sudamericanas.

Boca confirmó a través de las redes sociales las lesiones de Orsini y Cardona. Gentileza.

Parece difícil que Battaglia decida tenerlos en cuenta para el sábado, dado el trajín de partidos que acumularían en poco tiempo. Seguramente regresará al equipo Marcos Rojo, quien cumplió su fecha de suspensión ante Lanús, y seguirá Marcelo Weigandt, autor del primer gol de Boca ante el Granate.


Comentarios


Malas noticias para Boca, porque Orsini y Cardona están desgarrados