‘Maluma’, el campeón con Roca que sueña con ser jugador profesional y estudia abogacía

Facundo Miguel, jugador de Deportivo Roca que se impuso en la Liga Confluencia después de 14 años, contó en primera persona sus sensaciones. Dueño de una historia de vida ligada al Naranja, sigue con sus estudios en la facultad mientras persigue su sueño de ser jugador profesional.





Sus compañeros le dicen ‘Maluma’ por el look parecido al del cantante colombiano y así lo tienen agendado en sus dispositivos móviles. El tiempo dirá si Facundo Miguel puede cumplir su sueño de ser jugador profesional, pero su historia ya es digna de ser contada.

Con apenas 21 años, es una de las piezas importantes del Deportivo Roca campeón de la Liga Confluencia después de mucho tiempo, tras ganarle la final a Cipolletti 3-2 en el global. Además, el pibe sigue estudiando abogacía en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Unco.

La última vez que el Naranja había ganado el torneo, el defensor y volante tenía apenas 7 años. ‘‘Es una felicidad inmensa salir campeón después de 14 años y quedar en la historia del club. No tiene precio que sea contra tu clásico rival. La última vez que se había ganado un título también había sido contra Cipo y eso lo hace especial también’’, dice Facu a Río Negro.

En lo individual, pasó casi una década sin festejar desde que fue campeón en décima, en inferiores. ‘‘Soy hincha de toda la vida, juego desde los 8 años en el club y cuando me tocó estar con el plantel de primera fue un sueño cumplido. Cuando concentré la primera vez, mi familia y yo no lo podíamos creer’’, agrega.

El sentido de pertenencia es una de las características de este plantel, que tiene el sello de la Confluencia. ‘‘La mayoría de los chicos somos del semillero. En su momento me tocó irme y pude volver con Diego (Napolitano)’’. Hoy, de la mano de Fabián Pacheco, el Depo busca retener el título. Una de las características del plantel es la versatilidad de varios jugadores, entre ellos Miguel.

Facu festeja con Guille Aguirre (copa en mano) y sus compañeros tras ganarle la final a Cipo. Foto: Juan Thomes

Ya jugó de lateral, volante, central y hasta doble cinco. ‘‘Si digo que soy polifuncional después me gastan en el club (risas). Creo que es una comodidad para el técnico que los jugadores puedan cumplir distintas posiciones. Diego (Guevara) y Guille (Aguirre) pueden jugar en todos lados’’.

Roca recuperó a varios futbolistas de experiencia después de la partida de tres jugadores jóvenes que eran muy importantes en el andamiaje colectivo: Sebastián Olmos, Gastón Gómez y Agustín Hurtado. ‘‘Es un grupo hermoso. La salida de los chicos nos desarmó un poco, pero la llegada de (Facundo) Huilcán nos dio una mano enorme’’, sostiene al respecto.

La final contra Cipo, donde jugó varios metros más arriba para acompañar a Franco Morales, le dejó mucha alegría y también varios golpe en el cuerpo. ‘‘En las pelotas aéreas tenía que chocar y la banqué en una posición en la que no estoy acostumbrado, pero me gustó mucho’’, menciona.

Una foto para el recuerdo. Facundo Miguel con la hincha de Deportivo Roca de fondo. Foto: Juan Thomes

El Luis Maiolino lució en la final como hace años no se lo veía. Más de 5.000 personas concurrieron a la cancha, entre ellas, la familia de Facu. ‘‘No entraba un alfiler. Cuando salimos del tunel a saludar me di cuenta que la cancha estaba llenísima. Mi familia está siempre y mis amigos también, más allá de que algunos pueden ir y otros no por el tema económico’’, explica.

La presencia de tanto público de manera repentina puede resultar un arma de doble filo, pero el jugador del Naranja lo tomó de buena forma. ‘‘No sentí presión, a mi me gusta mucho que haya gente porque apoyaron todo el tiempo. Es muy lindo ver la cancha así, se vive con alegría. Es hermoso que la gente vuelva a creer en el club, en el fútbol y quedó demostrado con la cancha llena, en una final y en un clásico. Devolvimos la gente a la cancha’’, cerró.

Fuera de micrófono, Facu cuenta que su sueño de vivir del fútbol está intacto. Por lo pronto, ya tiene un título en el lomo y sigue sumando experiencia tanto dentro como fuera de la cancha. Ahora se prepara con vistas al Regional Amateur con su club de toda la vida.

Abogacía y el pedido de mamá Mónica

Facu Miguel confiesa que su mamá Mónica le insiste para que no abandone los estudios, lo que demuestra la importancia de su familia mientras se forma como persona.

El jugador del Depo está cursando Abogacía. ‘‘Ahora retomé, había dejado. Me fue bien cuando me puse las pilas’’, cuenta. Sobre las materias en las que le fue bien menciona Derecho Romano, Político, Civil y Economía. No fue así con Teoría General del Derecho, pero el camino recién comienza.

El joven trata de seguir jugando y estudiando, el campeón de la Confluencia declara: ‘‘Mi mamá me dice que las dos cosas vayan de la mano. Ojalá pueda hacer las dos, por lo pronto lo voy a intentar’’.
En cuanto a los momentos difíciles, cuando pensó en dejar, confiesa: ‘‘No te voy a mentir, me cuesta ponerme a cursar. La pandemia no ayudó. Los entrenamientos son a la siesta y se me superponen con las clases y no quiero faltar a entrenar’’.

Para el jugador del Depo, el sueño de ser profesional sigue intacto. Foto: Emiliana Cantera

Comentarios


Seguí Leyendo

‘Maluma’, el campeón con Roca que sueña con ser jugador profesional y estudia abogacía