Marcha de la bronca riverplatense, parte II

Cientos de hinchas se manifestaron contra Passarella.




FBaires

A las puertas del Monumental volvieron a reclamar su renuncia.

Lejos de enfriarse, el clima tras el ascenso a Primera División se calienta cada vez más. Hace casi dos semanas los hinchas de River organizaron un banderazo para reclamar por las sorpresivas salidas del plantel de Fernando Cavenaghi y Alejandro Chori Domínguez.

Anoche, en el Monumental, se redobló la apuesta para reclamar contra la gestión de Daniel Passarella y casi mil fanáticos Millonarios protestaron en la puerta del estadio.

“Elecciones anticipadas” se podía leer en una pancarta que exhibían los simpatizantes. Al Kaiser le queda todavía un año y medio de mandato, pero los hinchas le reprochan, entre otros factores, el descenso, la salida abrupta de Cavenaghi y Chori Domínguez, como así también la demora con que se concretan las incorporaciones para afrontar la próxima temporada en la máxima categoría de la AFA.

Se observaron también durante el reclamo muñecos con las imágenes de Passarella y de su antecesor en el puesto, José María Aguilar.

Por otra parte, River empieza a conseguir refuerzos, tras empezar la pretemporada sin caras nuevas. Ayer, el club confirmó las contrataciones de Marcelo Barovero y Gabriel Mercado, que ya se venían barajando hace días, y quien está cerca de arreglar es el paraguayo Marcelo Estigarribia, según reconoció su representante, Giuseppe Addamio, en una entrevista con Tutto Mercato.

“Puedo confirmarlo. Estamos ultimando los detalles y el jugador está listo para vincularse con un contrato por varios años. Marcelo está interesado en la propuesta de Passarella y estamos negociando”, dijo Addamio.

Estigarribia, de 24 años, es uno de los hombres que pidió Almeyda para que juegue como volante por izquierda. La última temporada jugó a préstamo en Juventus, donde fue campeón. Se destacó en la última Copa América y también vistió la camiseta de Newell’s, hace dos años.


Comentarios


Marcha de la bronca riverplatense, parte II