Más aporte privado al subsidio al gas para la zona patagónica

El fondo con el que se financia el beneficio en los hogares patagónicos, al que aportan todos los consumidores del país, quedó chico y el gobierno nacional incrementó el porcentaje del cargo sobre el precio mayorista del combustible.



El gas es un insumo del que es difícil prescindir en la Patagonia. Sus sustitutos son más caros aún. (Foto: Alfredo Leiva)

El gas es un insumo del que es difícil prescindir en la Patagonia. Sus sustitutos son más caros aún. (Foto: Alfredo Leiva)

El aporte que hacen todos los usuarios de gas del país para financiar el subsidio a la mitad del consumo de gas en los hogares de la Patagonia volvió a aumentar. En dos años esa alícuota pasó de 2,58% del precio del gas en boca de pozo a 4,46%, un 50% más.

En 2002 se incluyó dentro del presupuesto nacional el financiamiento de este subsidio que hasta entonces era asumido por el Tesoro.

Lo que se creó ese año fue el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas, que se nutre del aporte equivalente a un recargo que puede llegar al 7,5% sobre el precio del gas natural en el punto de ingreso al sistema de transporte, que en la jerga llaman PIST, por cada metro cúbico.


Ese recargo lo pagan todos los usuarios del país, de todas las categorías tarifarias, incluida la industria.

En noviembre de 2017 el entonces ministerio de Energía llevó ese aporte al 2,58% y diez meses después lo aumentó a 2,96%. Ahora llegará a 4,46% de recargo por cada metro cúbico consumido en casas, comercios e industrias de todo el país.

Con estos fondos se subsidia la mitad del consumo en la Patagonia, La Pampa, La Puna y el departamento mendocino de Malargüe.

Como las tarifas fueron el franco crecimiento en los últimos años los aportes para conformar el fondo también crecieron, aunque es evidente que en menor proporción que lo que cuesta el gas en la Patagonia.

Algunas cifras

2,58%
de cada metro cúbico consumido era el aporte que se hacía hace dos años para el subsidio patagónico.
4,46%
es la nueva proporción del cargo para financiar el descuento en los consumos de hogares patagónicos.


La decisión fue adoptada por la secretaría de Energía de la Nación y publicada el lunes en el Boletín Oficial aunque por ahora la novedad no llegó a las distribuidoras que son las aplican el recargo, según dijeron fuentes de Camuzzi.

El precio del gas en el punto de ingreso al sistema de transporte varía según la región. En Río Negro y Neuquén es de entre 3,14 y 4,13 pesos por metro cúbico de gas, de acuerdo con el tipo de usuario y el umbral de consumo. El 4,46% representa entonces entre 14 y 18 centavos por metro cúbico.

Pero en la zona de Buenos Aires, donde la tarifa es más cara, no hay segmentación. El valor del metro cúbico en boca de pozo es de 4,9 pesos para todo tipo de consumo y el recargo, de 90 centavos.


Cómo saber


La información sobre el cargo que pagan todos los usuarios del país para el subsidio a la demanda residencial de gas en la Patagonia, es fácilmente identificable en cualquier boleta.

En la de Camuzzi aparece en la tercera de las cuatro columnas de la factura: el beneficio se identifica como “Subsidio Zona” y la retención para la conformación del fondo que financia este descuento se lee un poco más abajo: “Fondo Art. 75 ley 2556”.


Comentarios


Más aporte privado al subsidio al gas para la zona patagónica