Más de 11.000 personas recibieron la vacuna antigripal en Bariloche

La cifra supera lo registrado años anteriores. Muchos reciben la dosis por primera vez y también el hospital asistió a personas con PAMI y obras sociales. Hoy vacunaron en los barrios del oeste pero habrá una pausa hasta que lleguen más dosis.

En el cierre del primer ciclo de vacunación antigripal que dispuso el hospital zonal Ramón Carrillo, la campaña llegó a unas 11.000 personas y hoy se centró en los barrios del oeste de Bariloche, donde el trabajo fue constante y numerosos vecinos se acercaron a recibir la inmunización.

El doctor Víctor Parodi, responsable del operativo, dijo que la demanda superó todas las previsiones y hoy cumplieron con el turno previsto en los barrios Covibar, Nueva Jamaica, Pájaro Azul y Dos de Agosto, “incluso trabajando en feriado” porque ya estaba comprometido. Pero ahora suspenderán hasta recibir nuevas dosis, “posiblemente para el 15 de abril”.

En total ya se vacunaron en Bariloche más de 11.000 personas “y puede llegar a 14.000 ó 15.000”. Una cifra nunca registrada en años anteriores.

También contribuyó, dijo Parodi, que no acudió al sistema público sólo la población habitual del hospital sino también muchos pacientes de PAMI, obras sociales y hasta prepagas de salud, que en otros años se vacunaron en farmacias.

La aplicación es gratuita y abarca a los mayores de 65 años, menores de 2 años y personas de otra edad con enfermedades crónicas de base.

Hoy en el oeste

Hoy en las primeras dos horas de atención en el barrio Pájaro Azul las tres agentes sanitarias vacunaron a más de un centenar de personas y otras 40 esperaban afuera, la gran mayoría con barbijo. Otros dos agentes salieron de recorrido para visitar a los que se anotaron en la vacunación domiciliaria.

En la salita improvisada en la junta vecinal de Pájaro Azul la agente sanitaria Mónica Córdoba dijo que la gente “llega muy ansiosa, con preocupación y con susto”. Si bien la vacuna previene contra la gripe común y no contra el coronavirus, la pandemia desatada en todo el mundo multiplicó los interesados en recibir su dosis.

“Se vacunó mucha gente que no viene todos los años sino por primera vez”, dijo Parodi. También refirió que el agrupamiento que se genera para recibir la vacuna -si bien no alcanzó la dimensión del pago de jubilaciones- genera preocupación porque “la gente se mueve igual, aunque se les ofrezca la aplicación domiciliaria. Hay miedo, hay temor y es algo difícil de manejar”.

La trabajadora de la salud consultada esta mañana en Pájaro Azul dijo que deben aclarar en forma constante que no es por COVID-19. Lo mismo le pasó en otros barrios y en la jornada de vacunación realizada en Bomberos.

En la fila que se formó en la puerta la gente se preocupó por guardar distancia y más de un 80% llevaba barbijos. Una de las mujeres que esperaba, Sandra Pantano, dijo que no tiene la edad pero fue igual porque es empleada de comercio y está “muy expuesta”. También llevó a su suegro. “Después viene mi marido con mi suegra, nos rotamos así para no ser tantos en el auto”, afirmó.


Comentarios


Más de 11.000 personas recibieron la vacuna antigripal en Bariloche