Más gasoductos para los no convencionales

Los nuevos ductos de TGS están listos para comenzar a transportar la producción de siete bloques de Vaca Muerta. El flamante CEO de la firma, Oscar Sardi, aseguró que se trata de una contribución esencial al desarrollo de las áreas orientadas al shale gas.



La planta, base de los gasoductos, está ubicada en Tratayén, cerca de Añelo.

La planta, base de los gasoductos, está ubicada en Tratayén, cerca de Añelo.

La empresa TGS (Transportadora de Gas del Sur) finalizó la primera etapa de los gasoductos de Vaca Muerta y está en condiciones de comenzar a transportar. Ahora resta que las operadoras con las que se llegó a un acuerdo comiencen a inyectar la producción. Hacia fin de año se realizará la inauguración formal de la planta y del gasoducto.

“Ya hemos firmado acuerdos para transportar gas de siete áreas productoras diferentes y esperamos sumar nuevos bloques durante este año y buscaremos ampliar las instalaciones de acondicionamiento en el 2021”, detalló Oscar Sardi, flamante CEO de la compañía.

La obra consiste en dos tramos de gasoductos, que estarán en pleno funcionamiento a fin de año, y que permiten inyectar la producción incremental de gas natural a los sistemas de transporte y expandir así la escala del mercado gasífero, aumentando las oportunidades de exportación, luego de haber cumplido con las necesidades del mercado interno.

Hemos firmado acuerdos para transportar gas de siete áreas productoras diferentes y sumaremos nuevos bloques”.

Oscar Sardi es el CEO de TGS.

Esta inversión, según detalló el CEO, “significa un salto de magnitud de las actividades de midstream de la compañía, y ratifica el esquema de negocios planteado a los productores. Generamos una infraestructura a escala para que el productor no desarrolle una solución propia de manera individual”, aseguró.

La firma invirtió en este nuevo sistema 300 millones de dólares para la construcción de los tramos Norte y Sur de un gasoducto que en total suma 150 kilómetros y que atravesará diferentes yacimientos de la formación de Vaca Muerta, recolectando el gas fuera de especificación de todos los productores. Cuenta además con una planta de tratamiento que acondicionará 5MMm³ diarios para su posterior ingreso a los sistemas regulados de transporte.

En números

300
millones de dólares fue la inversión de los gasoductos que tienen una extensión de 150 kilómetros.

El gasoducto permitirá captar un caudal de hasta 60 MMm³/d con un diámetro de 36” . Del proyecto participaron más de 820 personas para la construcción de toda la obra.

La compañía fue la primera interesada en el ducto a Santa Fe

TGS presentó junto a YPF su intención de participar de la licitación que hará Nación para extender un gasoducto hasta el cordón industrial de Santa Fe. Fue la primer propuesta que llegó a la secretaria de Energía. Se estima que en las próximas semanas el gobierno licitará la obra que tendrá un presupuesto de 800 millones de dólares para el primer tamo que sería hasta la zona de Bahía Blanca.

Para esta etapa se podrían utilizar los fondos ofrecidos por la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero (OPIC) y aportes del Fondo de Garantía de Seguridad (FGS) de la Anses.

El proyecto prevé dos grandes etapas: la primera, desde Neuquén hasta Salliqueló en la provincia de Buenos Aires, donde puede conectarse con el sistema actual para llegar a Bahía Blanca o al Gran Buenos Aires; y la segunda, desde Salliqueló hasta San Jerónimo, pudiendo llegar a la zona del Litoral. Ambas etapas sumarían un total de 1.150 kilómetros de gasoducto.

Si bien el proyecto representa una ampliación de mercado para el gas, tiene como problema a resolver la baja demanda y uso que tendría en los meses templados.


Comentarios


Más gasoductos para los no convencionales