Masiva oposición a cementerio nuclear en pueblo italiano



Más de 7 mil habitantes de Scanzano, en la provincia de Potenza, al sur de Italia, cortaron ayer una ruta nacional de las inmediaciones para expresar su rechazo a la decisión gubernamental de instalar en esa localidad un basurero nuclear.

“Queremos vivir” era la consigna que coreaban los manifestantes, entre quienes había numerosos estudiantes, trabajadores, familias y los sacerdotes del pueblo. “El cementerio de escorias nucleares que el gobierno quiere regalar a la región no se hará y la comunidad, pequeña pero compacta, se pondrá fuerte contra un intolerable atentado a su presente y futuro”, dijo el presidente de la región, Filippo Bubbico. “Reaccionaremos con fuerza y recurriremos a la Suprema Corte de Justicia. Ese decreto debe ser retirado”, agregó en firme oposición a la medida aprobada por el gobierno el pasado jueves.

Por su parte, el párroco de Scanzano, Filippo Lombardi, le aseguró a la población que “estaré con ustedes día y noche”. Como parte de la fuerte oposición que generó en Italia el decreto gubernamental, las tres organizaciones sindicales más importantes del país pidieron la “inmediata revocación del decreto del gobierno”. También se opuso a la medida el presidente de la provincia de Potenza, Vito Santarsiero.


Comentarios


Masiva oposición a cementerio nuclear en pueblo italiano