Massa suma su caballito de batalla electoral: amnistía impositiva a Pymes y asociaciones sin fines de lucro

El titular de la Cámara de Diputados propone una ley de “alivio fiscal” para clubes de barrio, bibliotecas, cuarteles de bomberos, ONGs y sociedades de fomento. También extiende la moratoria a algunos sectores. Va en línea con su discurso focalizado en la clase media.




En medio de los anuncios económicos del Gobierno para intentar revertir la derrota del Frente de Todos en las PASO, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sumó su propio caballo de batalla: propone una ley de “alivio fiscal” para clubes de barrio, bibliotecas, cuarteles de bomberos, ONGs y sociedades de fomento.

Massa, que este martes pasó por Casa Rosada, difundió su proyecto poco después de que se diera a conocer la suba del salario mínimo, que llegará a 33.000 pesos en febrero. La propuesta de ley llega en la previa del tratamiento del Presupuesto 2022 y el debate podría darse en paralelo.

La iniciativa del titular de Diputados va en línea con su discurso focalizado en la clase media y apunta a ayudar a entidades barriales golpeadas por la pandemia a encarar la salida de la crisis con medidas que incluyen una condonación de deudas y la ampliación de la última moratoria.

En primer lugar, se condonan deudas a entidades sin fines de lucro y MiPyMEs y también a contribuyentes con deudas inferiores a 100.000 pesos, vencidas hasta el 1 de agosto de 2021.

En este sentido, se otorga un “perdón” a las deudas tributarias, aduaneras y de la seguridad social para las entidades que conforman el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios y toda otra entidad sin fines de lucro, incluidas fundaciones, asociaciones civiles, simples asociaciones y entidades con reconocimiento municipal.

Fuentes del massismo explicaron “el costo fiscal de esta medida es realmente teórico” porque “nunca se ejecuta operativamente la deuda de un cuartel de bomberos o una fundación”. Según estiman, las entidades sin fines de lucro con deuda líquida y exigible ante AFIP ascienden a cerca de 45.000, con un importe adeudado de 15.000 millones de pesos

Además, se condonan las deudas de MiPyMES y contribuyentes del impuesto a las Ganancias e IVA hasta 100.000 pesos. Calculan que existen tres millones de contribuyentes, sin considerar los 4,1 millones de monotributistas.

De esos tres millones de contribuyentes, 900.000 tienen deuda liquida y exigible con AFIP (deuda en condiciones de ser ejecutada); y de esos 900.000, unos 600.000 (en su mayoría MiPyMEs y contribuyentes pequeños y medianos del régimen general) tienen deudas inferiores a 100.000 pesos y acumulan una deuda total de 13.000 millones.

“En otras palabras, con un esfuerzo fiscal proyectado de 13.000 millones de pesos se deja en cero la deuda liquida y exigible de 600.000 contribuyentes, un promedio de 21.000 pesos por contribuyente”, señalaron quienes trabajaron en la letra chica del proyecto junto a Massa.

El proyecto habilita a ampliar o limitar el beneficio a otros sectores también afectados por la pandemia, como comercios minoristas y restaurantes.

La otra “pata” de la iniciativa consiste en la ampliación de la moratoria para deudas vencidas entre el 1ro. de agosto de 2020 y el 31 de agosto de 2021, ya que la moratoria anterior incluía deuda vencida hasta el 31 de julio de 2020.

En la actualidad, la deuda corriente post-pandemia asciende a 290.000 millones de pesos y está concentrada en MiPyMEs. Ese importe, aseguran, equivale al 36% de la recaudación mensual promedio (hoy en 825.000 millones).

En síntesis, la propuesta es ampliar la anterior ley, pero reduciendo la cantidad de cuotas a la mitad, evitando así que los contribuyentes refinancien la deuda de la moratoria anterior.


Comentarios


Massa suma su caballito de batalla electoral: amnistía impositiva a Pymes y asociaciones sin fines de lucro