Mónaco despidió a su príncipe



Actualizado a las 12:48

MONTECARLO (Télam-SNI).- El príncipe Rainiero III de Mónaco fue despedido hoy en un solemne funeral en la catedral central del Principado europeo, en la silenciosa y dolida presencia de los tres hijos que tuvo con la actriz estadounidense Grace Kelly y de reyes y líderes políticos de todo el mundo.

Los funerales para uno de los monarcas más exitosos de la historia moderna europea comenzaron con el traslado del féretro de Rainiero desde el Palacio Real hasta la catedral de Mónaco, a lo largo de un recorrido de 200 metros vallado y flanqueado por cientos de personas ansiosas por dar un último adiós al príncipe.

Según los deseos de Rainiero, el féretro, cubierto con la bandera blanca y roja de Mónaco y con el escudo de armas de su familia Grimaldi, fue portado por 10 carabineros, escoltados a su vez por “penitentes negros” de la Cofradía más antigua del Principado, donde el catolicismo es la religión de Estado.

Tras la incorporación al cortejo de los hijos de Rainiero, su sucesor Alberto II y las princesas Carolina y Estefanía, se inició el desfile, al son de la marcha fúnebre de Beethoven -elegida expresamente por Carolina- antes de los 36 cañonazos de rigor por la muerte de un miembro de la familia principesca. En una nota emotiva y pintoresca, Odín, el perro que Rainiero recibió de regalo al cumplir medio siglo de reinado, en el año 1999, formó parte del cortejo.

El arzobispo de Mónaco, Bernard Barsi, se encargó de recibir el féretero y al cortejo fúnebre a su llegada a la catedral, donde aguardaban los 800 invitados de honor, entre ellos el rey Juan Carlos de España, el presidente francés Jacques Chirac, líderes políticos y miembros del jet set europeo y mundial.

Descendiente de una dinastía de 700 años, Rainiero llegó al trono en 1949 y murió el 6 de abril tras agonizar un mes en el hospital por problemas cardíacos, pulmonares y renales. Al momento de su muerte, era el monarca europeo con más años en el poder.

El prínicipe Alberto II sucederá a Rainiero. El fallecido monarca será enterrado en las próximas horas en una ceremonia estrictamente privada en la cripta de la catedral al lado de su mujer, la princesa Grace, muerta en un accidente de auto en 1982.


Comentarios


Mónaco despidió a su príncipe