Monique Fernández presenta "Bilocada"

Se trata del primer disco de la artista neuquina, una obra de siete canciones entre propias y versionadas, que tiene su correlato en formato videoarte disponibles en YouTube.

"Bilocada" fue editado por el sello discográfico Shagrada Medra, que dirige Carlos "Negro" Aguirre.

"Bilocada" fue editado por el sello discográfico Shagrada Medra, que dirige Carlos "Negro" Aguirre.

Otra cantante que edita disco en cuarentena, hablamos de Monique Fernández, cantante e instrumentista, quien dio a conocer en el último tiempo “Bilocada”, un trabajo del colectivo “Shagrada Medra”, compuesto de siete canciones propias editadas de manera independiente. En diálogo con Río Negro, la artista explicó el proceso creativo de “Bilocada”, entre otros temas que permiten conocer a esta interesante y muy recomendable artista.

P: Entiendo que Shagrada Medra existe hace 30 años ¿Hace cuánto que sos música?
R: La verdad es que lo soy desde siempre. La música me acompaña desde que tengo memoria, siempre fue una compañera fundamental en mi vida y fundante también. Identifico claramente momentos de mi vida con ciertas músicas, y tengo una gran memoria musical. En alguna época, pasaba horas aprendiendo las melodías que cantaba la gran Tatiana Parra acompañada por Andrés Beeuwsaert o por Vardan Ovsepian y las recuerdo a todas ellas perfectamente, además de cantarlas, claro. Aprendí a ejecutar la guitarra y rudimentos de piano siendo muy chiquita. Sin embargo, mis composiciones y mis letras se muestran por primera vez en mi disco “Bilocada”.

P: ¿Discos?
R: Mi primer disco es “Bilocada”, que es en realidad un proyecto de muchas expresiones además de la música: cine en formato videoarte, poesía, ilustración, fotografía: es mi modo de expresarme artísticamente: pluri expresivo, digamos. Estoy armando otro que probablemente camine por la misma senda, siempre en el género canción, aunque me interesa añadir temas instrumentales. Tengo algunos temas compuestos y sigo pensando e indagando. Me lleva mucho tiempo “cranearlos”, necesito madurar las ideas, hasta que me llega lo que llamo “la iluminación”, cuando el dique se rompe y la música vuela por sí misma. Éste va a ser de temas propios únicamente y seguramente con el cine como aliado, siempre con Pablo Tesoriere dirigiendo. Es la aspiración que tengo, pero lleva un gran trabajo y es oneroso…

P: También entendí que tu música suena de algún modo en todo el país, ¿es así?
R: Tengo el honor de que Carlos Aguirre y Luis Barbiero, quienes encabezan esta hermosa hermandad llamada Shagrada Medra, escucharan mi disco y me incluyeran en su catálogo, que tiene más de ochenta obras de enormísimos músicos. Fue siempre un sello independiente, en el que “la música es más importante que el mercado” (al decir de Carlos), una de cuyas banderas es (y sigue siendo), el disco físico como objeto de arte, como presencia, como testimonio. Sin embargo, se produjo, después de mucha reflexión dentro del grupo, un replanteo profundo del modo y alcance de la difusión de la música y entonces se decidió digitalizarla (sin abandonar los físicos, claro) para poder subirla y hacerla circular en Internet, a fin de también poder generar mayor caudal de compra de discos. Así nace en la pandemia “Shagrada Medra Digital” y es allí donde se incorpora mi placa, que ya está disponible en todas las tiendas de música, incluida ya en Shagrada. Así que se puede escuchar ¡en todo el mundo!

Fotos: Pablo Tesoriere.

P: ¿Componés vos tu propia música o quién?
R: Compongo mi propia música, normalmente acompaño mi voz con mi kalimba (adoro los instrumentos de origen africano, también toco la mbira), escribo mis letras y también lo hago con un enorme guitarrista y compositor que es Sergio Zabala. Dos de los temas de mi disco los creamos y los grabamos con él. En las versiones que habitan mi disco también colaboré con mi amigo pianista Damián Zeni.

P: ¿De qué manera sintetizas “Bilocada”?
R: “Bilocada” es una obra integral porque tiene su correlato con un videoarte de cada tema musical, que pueden verse en YouTube y que ha dirigido el gran realizador Pablo Tesoriere. Integral porque contiene música, cine, las imágenes logradas en los videos son muy pictóricas, poesía, en fin, todas las expresiones artísticas que pudimos integrar.

P: ¿En qué te inspiraste para producir y generar el material?
R: En la Naturaleza, la Pacha Mama, en mis amores, en Luis Alberto Spinetta, en Stevie Wonder, en la historia de mi propia vida, en mis emociones, en mis conflictos…Se llama “Bilocada” porque en él se conjugan mis dos vidas siempre presentes y nunca cerradas: Neuquén y Buenos Aires, dos vidas, presentes, vivas. El disco se sueña en Patagonia y se lleva a cabo en Buenos Aires, pero hago mis prácticas de voz acá, un ir y venir. Como dos corazones en dos lugares. Sin embargo, a eso no lo llamo “inspiración”, sabés, Paula. Siento mandatos internos que me urgen y me desbordan y que debo expresar. Y así lo hago.

P: ¿Quiénes te acompañaron en “Bilocada”?
R: Hay muchísimos músicos, ¡tan talentosos! era mi idea desde un principio. Te los nombro: Andrés Beeuwsaert, piano, Juan Pablo Di Leone, armónica, Damián Zeni, teclados, Santiago “Tarco” Arias, bandoneón, Hernán Fernández, percusión, Pablo Giménez, bajo fretless, Paula Sadovnik, cello, Mariano “Tiki” Cantero, percusión, Sergio Zabala, cuerdas y Leandro Bollasina, contrabajo.

P: ¿Cómo vivís este momento en cuarentea?
R: Me resulta como a todos, angustiante. Es un clima bastante opresivo, incierto. Sin embargo, el encierro me concentró en tareas contemplativas, me permitió hacer una huerta hermosa, otra de mis grandes pasiones junto con la música y el Arte y me ha hecho volver a sonar internamente nuevas músicas y a escuchar otras nuevas dentro y fuera de mí. Conocí artistas que nunca había abordado, por ejemplo, a Patricio Guzmán y su obra, vi mucho cine, volví a escuchar a Gershwin con detenimiento, ¡ya perdí la cuenta de todo lo que he leído, releído, observado, escuchado! Asimismo, he reflexionado tanto acerca de nuestro amado planeta, del accionar del hombre, del espíritu humano, he leído de cultura y pensamiento mapuce. También y ya fuera de mi disco, hice dos grabaciones en pandemia: un homenaje al Negro Fontova con su tema “La pradera”, que grabamos cada cual en su casa con Fabio Lacolla y Diego Luchetti y con Pablo hicimos otra versión de “Durazno sangrando” ), en el invernadero de mi casa y a kalimba y voz. ¡Puedo pasar un par de pandemias más cultivando y cultivándome!


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Monique Fernández presenta "Bilocada"