Muchos ya usan luces bajas en las rutas

Los automovilistas encienden sus faros de día, aunque restan dos pasos para implementar la ley



ROCA (AR).- Después de que la Legislatura rionegrina modificara la Ley de Tránsito, muchos automovilistas comenzaron a circular con las luces bajas encendidas en forma permanente. Además, la Policía Caminera inició una campaña de concientización destinada a poner en conocimiento de los conductores las ventajas de adoptar esta modalidad.

A pesar de que todavía falta el tratamiento de la ley en segunda vuelta y su posterior reglamentación, las personas que transitan a diario por las rutas nacionales y provinciales comenzaron a cumplir con esta norma. Sin embargo, aún no se ha logrado conseguir los mismos resultados entre quienes circulan por las calles internas de las ciudades.

En este sentido, el comisario del Destacamento de Tránsito de Roca, Rolando Lara, manifestó que es mucho más difícil generar esta costumbre dentro del espacio urbano porque allí no tiene competencia directa el personal de la policía caminera. Por esta razón, se torna fundamental la tarea de los inspectores municipales, quienes vigilarán el cumplimiento de la ley en estos lugares.

Como se sabe, en el debate parlamentario del 12 de octubre se aprobó en primera vuelta la modificación del artículo 13 de la ley 2.942, por el cual se considera como falta grave circular por calles, rutas, autopistas y caminos sin utilizar las luces bajas del vehículo en forma permanente.

Al respecto, es importante aclarar que este requisito se debe cumplir independientemente del grado de luz natural o de las condiciones de visibilidad.

Con respecto a la campaña iniciada por la caminera roquense, Lara señaló que se intensificará durante esta semana en el tramo que une Cipolletti y Chichinales. En este aspecto, los panfletos informativos que se están repartiendo entre los automovilistas recomiendan, además de circular con las luces bajas encendidas, respetar los límites de velocidad señalizados y portar los elementos de seguridad.

Al momento de aprobar la reforma de la ley de tránsito, los legisladores tuvieron en cuenta que los accidentes en las rutas y caminos constituyen la primera causa de muerte de la población en Argentina. Al respecto, la circulación con las luces encendidas incrementa la posibilidad de ser visto, especialmente los días lluviosos o nublados.

Además, esta práctica reduce los choques frontales diurnos entre un 27 y un 38 por ciento y en un 10 por ciento la embestida de peatones. También disminuyen los accidentes "por alcance" ya que la incidencia de las luces bajas en el retrovisor alerta al conductor "alcanzado" del acercamiento de otro auto.

Otra cuestión para destacar es que existen dos leyes con media sanción en las legislaturas de Córdoba y Mendoza y un proyecto con características similares fue presentado en el Congreso Nacional.


Comentarios


Muchos ya usan luces bajas en las rutas