Mujer grave tras un aborto doméstico en San Antonio

Se cree que es a quien le extrajeron el feto hallado en el basural de esa ciudad. Tiene 34 años, es madre de cuatro hijos y está separada. Sufrió una infección, lo que obligó a su internación.





SAN ANTONIO OESTE (ASA)- Una mujer permanece internada en grave estado y detenida en el Hospital Artémides Zatti de Viedma, debido a que se le imputa la presunta comisión de un aborto. El hecho posiblemente esté relacionado con el reciente hallazgo, en el basurero municipal, de un feto de seis meses de gestación.

El miércoles por la noche, un familiar de la mujer se presentó en forma espontánea en la comisaría a informar que la joven, de 34 años, con cuatro hijos y separada, tenía fiebre y otros síntomas de una posible infección, relacionada con la pérdida de un embarazo.

El propio familiar sugirió a las autoridades policiales que esa sintomatología podría estar vinculada a la aparición del feto en el basurero, hecho que desde días antes se comenta en la comunidad, luego de la difusión por los distintos medios.

Los efectivos, acompañados por una ambulancia, llegaron al domicilio de la mujer que, por su estado, fue derivada inmediatamente al Policlínico Privado local donde permaneció con custodia hasta ayer a la mañana cuando los médicos decidieron el traslado a Viedma a raíz del agravamiento de su situación.

Desde la comisaría local se informó que se investiga ahora la realización de un aborto no controlado por médicos, debido a que el cordón umbilical hallado en el feto estaba desgarrado, mientras que en el útero de la mujer se encontraron restos de placenta, que fueron los que provocaron la infección.

Ahora deberá cotejarse mediante análisis si existe correspondencia entre el hallazgo del basural y los restos extraídos de la paciente. Desde el momento en que se encontró el feto, en la comunidad se abrió un debate sobre este tema, que se comenta en toda la ciudad.

La psicóloga Paula Di Clérico expresó que "conflictos personales y trastornos psicológicos, psiquiátricos, socio económicos o culturales sobredimensionan una situación de embarazo y lo hacen inmanejable, lo que puede desencadenar decisiones apresuradas". Agregó que esas decisiones "no son justificables, pero se pueden entender. Se debe contemplar el entorno y el motivo de la inquietud".

"No obstante, es lógica la reacción de la comunidad ante un hecho así, porque se violó el derecho a la vida y la gente juzga desde el sentido común, sin analizar otros factores que hay que considerar", sostuvo la psicóloga. "Se debe propiciar que el sistema establezca programas de prevención", afirmó.

Por su parte, la obstetra Lilia-na Macri, expresó que "hay mil caminos para evitar estos desenlaces, desde la prevención hasta terminar el embarazo y dar al be-bé en adopción". Recalcó que su función es "ayudar durante el transcurso del embarazo. Cuan-do me dicen que no lo quieren te-ner les advierto que ya es tarde y que tengan cuidado con la decisión que tomen porque lo que exponen es su propio cuerpo".

La profesional consideró que "hay que apuntar a la prevención de los embarazos". No obstante, afirmó que "nadie está en condiciones de juzgar una actitud de estas características, porque no se puede estar en la cabeza de quien la asume. Sentimos mucho dolor cuando ocurre, pero ¿quién sabe lo que atravesaba la mujer al tomar la determinación?".

Recientemente, en el hospital local, una mujer dio su hijo en adopción y el caso cobró difusión a través de medios radiales. "Cuando suceden estos hechos dolorosos tomamos conciencia del valor que tiene de dar un hijo en adopción", afirmó Macri.


Comentarios


Mujer grave tras un aborto doméstico en San Antonio