Miran al río, pero no tienen agua: a cuentagotas se regulariza el suministro en los nuevos loteos de Centenario

Unas 4.100 familias viven en 16 loteos nuevos que crecieron a la vera de la multitrocha en las inmediaciones del expeaje de Centenario

Más de 1.500 lotes habitados en urbanizaciones ganadas a las chacras en inmediaciones del expeaje en Centenario lograrán la provisión regular de agua con la instalación de una planta de bombeo tras el corte de ruta de los pobladores del sector de Nueva España, ubicado en el faldeo de barda detrás de la empresa Don Pedro -sobre la ruta 7-, en el camino al río Neuquén.

Las vecinas de Nueva España lograron regularizar el agua corriente en sus viviendas luego de dos días de corte de ruta 7 la semana pasada. Sin embargo, otros sectores aún no tienen suministro y le dieron 72 horas a la comuna para que acelere la colocación de cañerías.

El Ente provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) aclaró que aunque no es su área de servicio, instaló un nexo para facilitar la provisión. Y la municipalidad de Centenario, que tiene a su cargo la prestación del agua potable, llegó con el cambio de ductos hasta el sector más complicado.

Sin embargo, otras urbanizaciones también ubicadas a la vera de la ruta 7, no corrieron con la misma suerte y siguen sin agua. “Estuvimos en una reunión masiva hace dos días y como nos dicen que están colocando cañerías para normalizar, decidimos esperar 72 horas”, aseguró una vecina del sector.

“En el verano hubo una rotura en uno de los caños de casi 1.000 metros entre Nueva España y la zona de (loteos) Fulciniti y Los Olivos, se produjo una obstrucción importante en unos 1.500 metros en la zona de bajada lo que se sumó a los inconvenientes que ya teníamos de baja presión de agua”, indicó el secretario de Servicios Públicos de la comuna, EstebanVidela.

Agregó que bajo del arco de bienvenida, a la vera de la multitrocha, los vecinos de un sector de unas 30 casas comenzaron a realizar sus propias conexiones y ésto agravó las complicaciones del suministro.

“Hacemos las conexiones de esas 30 viviendas para normalizar la situación en ese sector que afecta en forma directa a los loteos de abajo, y ésto requiere de cortes de agua mientras hacemos los trabajos. Pero en cuanto se termine la conexión en cada domicilio se normalizará la situación mientras finaliza la planta que solucionará todo el sector, que el de bombeo en la calle 0” y costa del río Neuquén, dijo Videla.

Los domicilios sin presión o recepción de agua casi por goteo están en el barrio 11 de octubre (donde hay unas 173 viviendas), en el sector de Herrerías (el loteo contiguo) y en el loteo Fulciniti (otras 35 viviendas) todos ubicados frente a la multitrocha de la ruta 7 y entre el cartel de bienvenida a la ciudad y el centro recreativo La Colonia.

La instalación que dará solución de fondo al sector será una planta de bombeo que está en construcción al fondo de la calle 0 (cero). Los 8 kilómetros de cañerías desde la zona del último bombeo en el Casco Viejo de Centenario hasta el extremo sur del ejido no soportó la densidad de las nuevas urbanizaciones ganadas a las chacras.

Según explicó Videla, en unos 30 días estarán en condiciones de poner a funcionar esa mini planta de tratamiento de agua potable (autorizada por Recursos Hídricos), porque las cañerías desde el río hasta la multitrocha, ya fueron colocadas. Se requieren de filtros que fueron gestionados. La planta tendrá un bombeo y sistema de clorificación.

“A medida que aumentó la cantidad de gente que se mudaba, hubo menos presión de agua», aseguró una vecina. (Matías Subat).-

Hace 20 años, la zona de Nueva España sólo tenía en medio de acequias y montes frutales, el barrio Nueva España en el faldeo de la barda, el 11 de octubre contiguo a las excabinas del peaje y el club de saltos hípicos La Comarca, que se tornó en residencial en cuanto se les dio la excepción para instalar el hípico. El Loteo Los Olivos casi no tenía residentes.

Actualmente hay más de 2.000 viviendas para atender con el suministro en lo que antes eran zona de acequias. El relevamiento propio de las vecinas en conflicto arrojó que son 16 barrios surgidos de los loteos en la ex zona de producción, habitado por unas 4.100 personas.

Se aclaró que todas las urbanizaciones fueron autorizadas por el municipio.

A partir del 2012 “a medida que aumentó la cantidad de gente que se mudaba, hubo menos presión de agua. Dentro de un mismo barrio, hay zonas más altas que no tienen nada de agua: hay vecinos que tienen ingreso de agua potable y otros que no”, aseguró una vecina.

En la temporada de verano, los camiones municipales suministraban agua en los tanques, pero con el incremento de las viviendas terminadas y habitadas, no hay estación en la que los residentes tengan una provisión normal del servicio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora