La Defensoría del Pueblo le advirtió a Gaido que debe garantizar un buen servicio de colectivos en Neuquén

La próxima licitación buscará contar con más de 160 unidades para la prestación óptima. La semana pasada hubo 35 fuera de servicio.





La Defensoría del Pueblo de la ciudad de Neuquén le solicitó al intendente Mariano Gaido que arbitre los medios para asegurar las frecuencias del servicio urbano, tras la salida de casi un tercio de las unidades por problemas de mantenimiento.

La intervención del defensor Ricardo Riva fue de oficio, luego de la denuncia gremial que dio cuenta de los problemas en las unidades, unas 35 que no estaban en condiciones óptimas de seguridad para estar en las calles.

En la resolución le solicitó al Ejecutivo que “arbitre los medios” para que el servicio se preste igual o en forma alternativa a las líneas que Autobuses Neuquén dejó en los garajes y asegure «una frecuencia similar al que brinda la totalidad de la flota existente”.

En la nota requirió que se tomen los recaudos para evitar la continuidad de la prestación deficiente.

La concesión del transporte público está vencida y funciona con una prórroga mientras se licita por los próximos 10 años un servicio nuevo. Los pliegos se conocieron hace 15 días, y este viernes comenzará el tratamiento de la nueva concesión, con un informe de la Universidad Nacional del Comahue y de la Universidad de La Plata que fue dado a conocer a mediados de julio.

Los usuarios capitalinos están habituados a que el servicio de colectivos sea malo, según la revelación que hizo la comisión especializada en transporte en la audiencia pública que se realizó en marzo pasado, en una breve exposición de 5 minutos sobre la demanda insatisfecha de los usuarios de la capital.

Dentro de los fundamentos de la resolución de la Defensoría al Ejecutivo se planteó que “es regresivo en términos del ejercicio del derecho social menospreciar la obligación estatal de garantizar la provisión de este servicio público esencial, de manera continua y eficiente, reduciendo los alcances de la responsabilidad a las limitaciones de la concesión”.

Se agregó que el contrato en una pronta finalización “no pueden implicar la disminución de las responsabilidades del Estado frente al efectivo ejercicio de los derechos constitucionales por parte de la ciudadanía”.

Riva recordó los antecendentes de 2014 en la que intervino la justicia y ordenó asegurar la frecuencia mínima e ininterrumpida del servicio a pesar de medidas de fuerza, y de inconvenientes señalados por los empresarios para cumplir con la concesión.

La Defensoría destacó que la ordenanza que determina el tipo de concesión que otorga la municipalidad para los pasajeros de la ciudad, por ordenanza (11641/2011) caracteriza la prestación como “permanente, eficiente y económica”.

El boleto urbano tiene un valor de 61,20 pesos en Neuquén. La demanda de usuarios bajó después de la pandemia y no logró alcanzar la cantidad de pasajes vendidos en 2019, con cifras actuales que dieron cuenta de que más de un 20% de usuarios abandonó el uso del transporte público en Neuquén, porque no cumple los horarios previstos, la frecuencia de los recorridos no es continua y no le permite al pasajero planificar el viaje, ya sea en el horario de inicio de la jornada laboral o escolar, como la disponibilidad del servicio en los horarios pico.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Defensoría del Pueblo le advirtió a Gaido que debe garantizar un buen servicio de colectivos en Neuquén