Murió joven funcionario en un violento choque en Viedma

Ramón Ibáñez, técnico coordinador en Desarrollo Social de Río Negro, falleció instantáneamente en una colisión con un taxi, cuyo conductor está delicado. El pasajero resultó con contusiones leves.



VIEDMA (AV).- Un joven murió ayer al chocar el auto que conducía contra un taxi en una transitada esquina viedmense con semáforos.

Ramón Ibáñez, quien hoy cumpliría 28 años, falleció instantáneamente tras el violento impacto ocurrido ayer a las siete y cuarto de la mañana en la intersección de 25 de Mayo y bulevar Contín, un sector muy transitado en Viedma sobre todo en horarios pico de ingreso y salida de la administración pública. En ese momento muchos viedmenses festejaban el primer gol de Boca contra el Real Madrid en Japón.

Ibáñez era técnico coordinador en Desarrollo Social de Río Negro y evaluaba los programas productivos que financia esa cartera provincial. Recientemente, la víctima secundó al secretario de Estado, Juan Carlos Peña en una conferencia de prensa sobre las políticas del Fondo Solidario para Desocupados. Su participación en la cartera social derivó que ayer un grupo de empleados y funcionarios -encabezado por el ministro Daniel Sartor- se llegará a la Legislatura para solicitar y participar de un homenaje en memoria del compañero fallecido.

La víctima fatal conducía su Fiat Duna gris por el bulevar con dirección a la calle Belgrano mientras el taxista Javier Llanos -en un Renault 9- trasladaba a un pasajero por 25 de Mayo hacia el centro capitalino. Uno de los dos conductores no habría respetado la luz roja del semáforo y tampoco pudo evitar la violencia del impacto que redujo a un manojo de hierros retorcidos a los vehículos. Los peritos tratan ahora de establecer lo ocurrido en ese trágico segundo.

El violento impacto provocó que el Duna que conducía Ibáñez se desplazara sin control por 25 de Mayo hasta impactar contra una columna de cemento. El desafortunado conductor de fuerte contextura habría viajado sin cinturón de seguridad colocado. El impacto habría provocado su desplazamiento hacia el asiento del acompañante, cuya ventanilla se encontraba abierta. Esto sumó mayor gravedad al accidente ya que el conductor golpeó su cráneo contra la columna. En principio, según las iniciales conclusiones, el choque habría provocado un fuerte golpe en la cabeza del automovilista contra el parante del vehículo, lo que le provocó la muerte instantánea.

El chofer del taxi, de 22 años, también sufrió heridas de consideración y debió ser hospitalizado en la sala de terapia intensiva del hospital “Artémides Zatti” de esta capital. En tanto, el pasajero cuyo apellido sería Viltes quedó en observación en sala común ante las contusiones leves recibidas tras el violento impacto.

En el asfalto prácticamente no se observaron huellas de frenadas de los vehículos antes de llegar al punto del impacto, lo que permite deducir que el inminente choque no fue advertido por ninguno de los conductores que, además, se habrían conducido a una considerable velocidad.


Comentarios


Murió joven funcionario en un violento choque en Viedma