Murió Maradona: Diego y la Selección, una historia de amor correspondido

Con México 86' como hito histórico, Maradona supo mostrar su mejor versión en la Albiceleste.

El Mundial '86 convirtió a Maradona en leyenda.

El Mundial '86 convirtió a Maradona en leyenda.

A ningún jugador en la historia del fútbol argentino le calzó tan bien la camiseta de la Selección como a Diego Maradona. Esa entrega total siempre fue un diferencial respecto a cualquier otro crack.

El camino no fue siempre de rosas y tuvo sus decepciones. La primera fue en la previa al Mundial de Argentina 1978. A pesar de tener solo 17 años, ya se destacaba en Argentinos Juniors y estuvo cerca de ser convocado.

Finalmente, César Luis Menotti lo dejó afuera de la lista y debió esperar hasta 1982 para tener su cita mundialista con la mayor.

La primera gran alegría fue en la Sub 20, en el Mundial de Japón 1979. Diego metió uno de los goles en la victoria 3 a 1 ante Unión Soviética en la final, Argentina salió campeón y fue elegido mejor jugador del torneo.

De ahí en adelante y tras su gran paso por Boca, Maradona se volvió una pieza fija del seleccionado. En el Mundial de España '82, Argentina llegaba como candidata pero no logró colmara las expectativas.

El equipo quedó eliminado contra Brasil en la segunda fase de grupos y el "10" fue expulsado por una dura patada a Batista.

Esa derrota y el duro camino hasta clasificar a México 1986, hicieron que el equipo de Carlos Salvador Bilardo no llegue como candidato. La capitanía y el liderazgo de Diego eran puestos en duda en la previa.

Contra esos pronósticos, Maradona brilló, el grupo se consolidó y terminó festejando su segunda Copa del Mundo.

Metió 5 goles, dos de ellos en el inolvidable partido contra Inglaterra en cuartos. El primero con la mano y el segundo eludiendo 5 rivales, en uno de las mejores jugadas de la historia.

Diego ya era inmortal para ese momento y estuvo cerca de repetir en Italia 1990. El capitán sufrió mucho el juego brusco rival y llegó con lo justo físicamente a la final con Alemania.

Antes, los penales atajados por Sergio Goycochea y el triunfo ante Brasil hicieron que sea otro campeonato mítico para la Selección.

La suspensión por doping en 1991 lo mantuvo alejado del combinado nacional hasta su recordado regreso en el repechaje con Australia.

Diego llegó en gran estado al Mundial de Estados Unidos 1994 pero allí viviría su capítulo más triste con la camiseta argentina.

El doping positivo y el "me cortaron las piernas" dolieron más que cualquier eliminación. Injustamente esa fue su despedida.

El reencuentro se dio en 2008 pero como entrenador. Maradona sucedió a Alfio Basile y, tras una irregular etapa, logró clasificar en la última fecha de Eliminatorias al Mundial de Sudáfrica 2010.

La dura caída ante Alemania, con goleada 4 a 0, en cuartos de final marcó el final del ciclo de Diego.

Ninguna frustración podría haber tapado el título del '86 ni jamás estará en duda el amor de Maradona por la Selección Argentina. Un amor que fue correspondido.

Mañana edición histórica del diario Río Negro. Historias, la carrera de Diego, infografías, análisis, fotografías, su vida como deportista y como personalidad pública internacional. Más páginas y poster especial.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Murió Maradona: Diego y la Selección, una historia de amor correspondido