Nación vuelve a demorar la suba de impuestos y las naftas podrían bajar

El ministerio de Hacienda anunció hoy una nueva postergación en la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL). Por la baja del dólar, las operadoras calculan que podrían reducir los precios de las naftas.





La medida dispuesta por el gobierno podría llevar a una leve disminución en el precio de los surtidores.

La medida dispuesta por el gobierno podría llevar a una leve disminución en el precio de los surtidores.

No sólo en el fútbol parece haber gambetas hoy, dado que desde el ministerio de Hacienda de la Nación se informó que se resolvió demorar parcialmente la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ILC), en una jugada que podría derivar en una baja en el precio de los surtidores.

Desde la cartera de Hacienda, de la cual depende la secretaría de Energía, se informó que sólo se aplicará una suba del ICL del 3,9%, cuando la modificación debería ser del 11,8%, es decir que sólo se cargará un tercio de la suba que debería haberse trasladado a los surtidores el 1 de junio pasado.

El Impuesto a los Combustibles se actualiza trimestralmente a partir de los datos de la inflación nacional que recoge el Índice de Precios al Consumidor. La suba debía aplicarse el mes pasado pero en ese momento el gobierno decidió suspender su aplicación y recién ahora aplicar un tercio de ese incremento.

Es que la actualización del principal impuesto que poseen los combustibles no sólo forzaría a las petroleras a incrementar sus precios de venta, sino que en un efecto bola de nieve, llevaría también a una mayor inflación general al incrementar los costos del transporte en vísperas electorales.

En números

24 centavos
será la suba de impuestos que se aplicará al gasoil. Pasará de ser de 6,13 pesos a 6,37 por litro.
10,33 pesos
por litro será la nueva carga impositiva para las naftas. Representa una suba de 39 centavos.

En esta oportunidad la decisión adoptada por Nación de aplicar sólo un tercio del alza se conjuga con la apreciación que en el último mes registró el peso argentino ante el dólar, que permitió que la moneda extranjera redujera su valor un 4,96%.

A su vez, la cotización del barril de Brent, el crudo de referencia para el mercado argentino, tuvo una leve modificación al alza, también del 4,93% en el último mes y del 0,06% en los últimos 60 días. De esta forma las variables del precio del Brent y el dólar derivan en un escenario entre la estabilidad y la baja, por lo cual con la postergación de buena parte de la actualización impositiva jugará a favor de los automovilistas.

Desde las operadoras del sector se deslizó que en función de tales variables podrían bajar los precios de los combustibles entre un 1 y un 4%, aunque advirtieron que aguardarán al lunes para determinar el impacto del mes completo.


Comentarios


Nación vuelve a demorar la suba de impuestos y las naftas podrían bajar