“Nadie le saca a De la Rúa el 2003”, dijo Alfonsín

El ex presidente admitió que en el país hay "un cierto desencanto" con el gobierno de Fernando de la Rúa, pero aseguró que no habrá un nuevo ajuste. Arremetió contra el neoliberalismo y las privatizaciones denunciando que la Argentina es uno de los países más "extranjerizados del mundo". El ex presidente afirmó que el gran déficit de la Alianza es no poder explicar la crisis actual que aqueja al país. Y ve más probable su postulación a senador.



El ex presidente Raúl Alfonsín se mostró ayer seguro de un triunfo electoral del jefe del Estado Fernando de la Rúa para renovar su mandato al sostener que “nadie le saca el 2003” y, aunque deslizó algunas críticas, defendió la gestión del gobierno nacional.

Alfonsín dijo que respalda “con fuerza, con toda el alma” a la actual administración aunque, con el claro intento de justificar recientes cuestionamientos a la gestión de De la Rúa, aclaró que “precisamente apoyarla es hacerlo constructivamente”.

Consideró que el Ejecutivo “tiene programas”, pero eso “no significa que durante el primer tiempo haya que emparchar” las cosas mal hechas por gestión a cargo de Carlos Menem.

Asimismo, en el plano de defender la administración aliancista, el ex presidente afirmó que “el gobierno está haciendo lo que puede, pero después de diez años de neoliberalismo hay medidas con consecuencias inerciales, y otras que parece que son irreversibles”.

Embistió entonces contra las privatizaciones y se preguntó “cómo va a racionalizar el petróleo ahora que todas las acciones están en manos de vaya a saber quién, porque el último disparate fue la venta de (YPF a)Repsol”, lo que demuestra, a su entender, que la Argentina “es uno de los países más extranjerizados del mundo”.

Estimó que frente a la crisis actual “no hay que dejar caer los brazos, hay que resistir a las políticas predominantes, no hay que estar detrás de la corriente, porque el único que sigue la corriente es el pez muerto”.

Para Alfonsín “el déficit más grande que tenemos” los dirigentes de la Alianza “es que no hemos logrado, no digo hacer propaganda, a lo mejor la hacemos, pero lo más importante es profundizar acerca de la crisis que tenemos y explicarle a la gente por qué se toman determinadas medidas como este ajuste tan doloroso”.

En este marco y en lo que significó una velada crítica hacia algún sector del gobierno, Alfonsín sostuvo que hay que hacerle saber a la gente que el reciente ajuste “significó sacar del cuello la mano que nos estrangulaba”, al tiempo que opinó que se pudo evitar “hacer caer sobre los más desposeídos (el peso de) la crisis”.

Negó la posibilidad de que se efectúe un nuevo ajuste “en el sentido del ajuste” ya efectuado, pero afirmó que “creo que hay que tomar medidas de otro sentido”.

Al incursionar en temas partidarios, Alfonsín lamentó que exista actualmente “alguna dificultad” en el seno del PJ “porque todavía no está definido cuál va a ser el liderazgo”.

De todas maneras, sostuvo que tanto la Alianza como el gobierno “debemos dialogar con todos” los dirigentes de la oposición, en lo cual incluyó a los gremios que mantienen, dijo, una relación “muy difícil” con el gobierno.

“Al país le conviene un justicialismo unido”, opinó, en tanto admitió que prefiere éso aún al costo de una “crítica generalizada” del PJ contra el gobierno al que ese partido “le reclama lo que ellos no hicieron”.

Raúl Alfonsín, tal como lo anunció este diario el 13 de julio pasado, reconoció ayer públicamente la posibilidad de postularse como senador por la Alianza para los comicios del próximo año y reavivó, así, la interna partidaria con Leopoldo Moreau, quien ratificó su intención de ser candidato para continuar en la Cámara alta.

“Voy a hacer una confesión: ayer tomé la decisión de medirme” en encuestas de opinión, dijo Alfonsín al ser consultado por una radio sobre versiones que indicaban su posible candidatura como senador para las próximas legislativas.

El ex jefe del Estado sostuvo luego que sería candidato en el 2001 si “realmente mi partido y la Alianza creen que soy el que más puede hacer para que triunfe”, idea que compartió su virtual contrincante partidario, Leopoldo Moreau, quien luego de escuchar a Alfonsín se encargó de recordar, sin embargo, que él no oculta su intención de postularse para la Cámara Alta. (DyN, Télam)


Comentarios


"Nadie le saca a De la Rúa el 2003", dijo Alfonsín