Neuquén capital espera un leve repunte de obras

Según indicadores a nivel país, la actividad aumentó en septiembre 3,9% en relación al mes de agosto. En nuestra zona, Neuquén sufrió una merma de la obra pública, pero la privada se ha sostenido.




La actividad de la construcción registró en septiembre una baja de 3,9% interanual y un incremento en similar porcentaje respecto a agosto pasado, así lo informó la semana pasada el instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Luego de que se habilitara la actividad en diversos puntos del país, la construcción aumentó durante septiembre 3,9% en relación al mes de agosto, con lo que logró superar en casi 4 puntos porcentuales el nivel pre-Covid registrado en febrero pasado, cuando el índice marcó una variación positiva de 0,3% contra enero.

Las empresas que en Neuquén han mantenido proyectos en marcha constante son las del sector privado.

“La industria de la construcción en general tiene una baja importante de la actividad. Los indicadores nos muestran un 30% menos con respecto del mismo mes el año pasado, que no fue un mes muy bueno que digamos tampoco. Los incrementos de costos de lo que lleva este 2020 de enero a septiembre son del 27,5% hasta ahora, los cuales se van a incrementar porque se acaban de cerrar las paritarias e implica un aumento del 33% en 2 etapas y la primera impacta ahora con el 24%”, reconoció Giulio Retamal, representante de la Cámara de la Construcción de Neuquén capital.

A las empresas constructoras se les ha terminado el apoyo de los ATP del Gobierno nacional, en previsión de despidos y baja de actividad y aumento de costos.

“Lo que se espera es la reactivación de otras a través del plan Gas 4. Hay expectativa de que pueda aumentar un poco la actividad. Lo que es obra pública está en un nivel de actividad mucho menor, pero se espera se pueda reactivar a fin de año o a principios del año que viene”, comentó Retamal.


La obra privada es lo que se ha sostenido ya que “ha recibido inversiones en del sector privado y en el mercado de cambio se ha volcado a la inversión de ladrillos, que en términos relativos tiene un costo bajo con respecto a otros momentos de nuestra economía”.

Las empresas han podido mantener proyectos en marcha en función de que hay inversores que siguen aportando porque saben que es una buena oportunidad. Apuestan a que , más adelante, se reactive el mercado inmobiliario.

“En cuanto a los trabajadores de la construcción, que oscilan entre los 13 y 14 mil registrados en Neuquén, estamos apenas arriba de 9000 en este momento. Y dentro de esa cantidad, aproximadamente 3.000 son los que están suspendidos y solo cobran un porcentaje de su sueldo. El índice de desocupación es muy alto. La gente de nuestro gremio busca trabajo no planes sociales. Por esta situación hay mucha preocupación en el gremio por la falta de puestos laborales”, agregó Retamal. Consumo de cemento y hierro son otros indicadores de menor actividad en la construcción.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Neuquén capital espera un leve repunte de obras