Neuquén disminuyó los índices de mortalidad infantil

Fue de 5,44 cada mil nacidos vivos, según los registros del año pasado. Los datos fueron distribuidos por el gobierno neuquino y detallan que un año antes el índice había sido de 6,7 cada mil.



En 2018 la tasa de mortalidad infantil en Neuquén fue de 5,44 cada mil nacidos vivos, según datos oficiales brindados ayer por el gobierno de la provincia. El último registro que se tiene a nivel nacional es el de 2017, que ubicó al índice en el 9,3 cada mil.

La tasa de mortalidad infantil refleja los fallecimientos de menores de 12 meses cada mil nacidos vivos que se producen anualmente. En 2015 en Neuquén había sido de 8,1 cada mil; en 2016 de 7,3; y en 2017 había vuelto a bajar, en aquella oportunidad al 6,7 cada mil.

La mortalidad neonatal es la ocurrida en el transcurso de los primeros 27 días de vida y la expresión “mortalidad postneonatal” designa la que sucede desde el fin del período neonatal hasta la edad de un año.

La mortalidad infantil en la provincia bajó el año pasado en todos sus componentes. Se observa el descenso de la tasa de mortalidad neonatal del 4,4 en 2017 al 3,8 en 2018; y la posneonatal del 2,2 en 2017 al 1,6 en 2018.

En general, la región Patagónica tiene muy buenos indicadores en esta materia, en comparación con la media nacional.

En el estudio de mortalidad infantil se debe tener en cuenta un conjunto de factores que influyen y determinan el nivel de la misma. Estos son los factores biológicos, demográficos, socio-económicos, culturales, ambientales, de atención de la salud y geográficos.

Las cifras fueron divulgadas por el gobernador Omar Gutiérrez, que se encuentra de licencia pues está en plena campaña electoral. El mandatario busca continuar en el cargo y encabeza la fórmula del Movimiento Popular Neuquino.

“Quiero felicitar a todos quienes forman parte del sistema de Salud de nuestra provincia, tanto el público como el privado”, dijo Gutiérrez en una gacetilla de prensa que se hizo pública ayer.

Atribuyó los resultados a las “fuertes inversiones” que se realizaron en los hospitales y otros centros de salud del sector público.

Afirmó que “es fundamental el alto grado de capacitación y dedicación del recurso humano, del que nos sentimos orgullosos”.


Comentarios


Neuquén disminuyó los índices de mortalidad infantil