Ni armas ni sueldos en el Servicio Cívico Voluntario

Gendarmería salió a explicar cómo será el programa en Bariloche, la única ciudad de la región donde se aplicará. Habrá 12 encuentros de cuatro horas cada uno para unos 100 jóvenes.





“Es voluntario y está enfocado netamente a la parte educativa. No implica la posterior incorporación a la fuerza y tampoco hay becas”. De esta forma, el jefe del Escuadrón 34 de Gendarmería, Oscar Poblete, se refirió al Servicio Cívico Voluntario en Valores que se pondrá en marcha a partir de septiembre también en Bariloche.

El responsable de la fuerza en la ciudad cordillerana descartó cualquier vinculación del programa con la instrucción castrense. “En ningún momento, el chico tendrá formación militar o algo que se asemeje a eso. No habrá contacto con armas”, dijo al ser consultado por Río Negro.

“Los que van a dar las clases –agregó– son profesionales idóneos –si bien son gendarmes, tienen títulos de grado, son licenciados, doctores– pero nada tienen que ver con la instrucción militar”.

Inmediatamente tras el anuncio de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, las consultas proliferaron en el escuadrón ubicado en la calle Fagnano 501 que debió designar una oficina para atender especialmente las consultas. No solo de jóvenes provenientes de Bariloche sino de Lamarque y Comallo, entre otras localidades rionegrinas.

A partir de hoy y hasta el 25 de agosto, estará en marcha la inscripción formal para el Servicio Cívico Voluntario. El cupo a nivel nacional alcanza a 1.200 personas; en Bariloche habrá entre 80 y 100 vacantes para jóvenes de 16 a 20 años que podrán inscribirse personalmente en la sede de la institución o a través de la página web.

Es un plan piloto que será evaluado a partir del 6 de diciembre. Se hará un diagnóstico para instrumentar la segunda etapa

Oscar Poblete, jefe del Escuadrón 34 de Gendarmería.

“El criterio de selección es por orden de llegada y por cercanía. No hay requisitos. No es excluyente. Hombres, mujeres, incluso para chicos con discapacidad motriz o jóvenes embarazadas”, aseguró Poblete.

“Promoción para la salud”, “Liderazgo”, “Construcción de ciudadanía”, “Prevención y reducción de riesgos ante desastres” y “Orientación vocacional” son los ejes de los talleres que se dictarán a partir de septiembre y hasta el 6 de diciembre, con 12 encuentros que tendrán una carga horaria de 4 horas.

“No está librado al azar el contenido que se dictará acá en Bariloche. Los valores los infundimos a través de ideas básicas como el respeto cuando entra el capacitador, la honestidad, la solidaridad. Lo que se busca es evitar imponer el conocimiento”, advirtió Poblete.

Cupo

16 a 20 años
es la edad de admisión en el servicio, tanto para varones como mujeres. Será por orden de inscripción.

En relación a las numerosas críticas por parte de los organismos defensores de los derechos humanos que plantearon “la necesidad de ampliar el sistema educativo en lugar de poner el eje en manos de una fuerza de seguridad”, Poblete prefirió no polemizar.

Es una decisión política y nosotros somos la herramienta. No vamos a entrar en el debate. Para nosotros es un desafío. Somos parte de la sociedad y no somos ajenos a la problemática que hay. Si esto prospera, luego entrará en Ministerio de Educación con una orientación en oficios”, enfatizó.

Y continuó: “Esto no es más que una contribución, una alternativa más”.


Comentarios


Ni armas ni sueldos en el Servicio Cívico Voluntario