La mujer hallada muerta en Bariloche no tenía indicios de criminalidad

Así lo informó la fiscal Betiana Cendón tras conocer el informe de la autopsia. Aclaró que desde el primer momento se investigó si había antecedentes de violencia de género, pero no surgió ninguna evidencia.



Un empleado de Parques  Nacionales, que colaboraba con la búsqueda, encontró el cuerpo de  Haydé Salazar. (Foto: Marcelo Martínez)

Un empleado de Parques Nacionales, que colaboraba con la búsqueda, encontró el cuerpo de Haydé Salazar. (Foto: Marcelo Martínez)

La fiscal Betiana Cendón informó este domingo que el cuerpo de Haydé Salazar, que fue hallada muerta el sábado en Bariloche, no presentaba indicios de criminalidad. En consecuencia, descartó que se tratara de un femicidio.

Dijo que la autopsia, a cargo del médico forense del Poder Judicial, concluyó que la causa de la muerte había sido la asfixia por ahorcamiento. El perito estimó que la mujer había muerto el 22 de marzo, el mismo día que se denunciara su desaparición.

La fiscal explicó que se descartó desde el primero momento cualquier hipótesis criminal vinculada a un caso de violencia de género. “Se constató que no existían denuncias ni intervención por violencia de ningún tipo”, manifestó. Y ratificó que la primera hipótesis que se investigó, tras la desaparición de Salazar, fue si había sido víctima de violencia machista.

Cendón dijo que tampoco había denuncias de Salazar en la Oficina de Asistencia a la Víctima (Ofavi) que depende del Ministerio Público Fiscal. Además, aseguró que no encontraron ningún antecedente de algún ingreso en el hospital de Salazar por lesiones. Explicó que además recibieron declaraciones del entorno familiar de la mujer para descartar esa teoría.

La fiscal afirmó que si bien la causa se caratuló desde el primer momento como desaparición de persona, “no implica que no se investigue con perspectiva de género”. Y comentó que la mujer había dejado cartas y mensajes de despedidas a sus familiares directos.

Peritos de Criminalística trabajaron en el lugar, ubicado a pocos metros de la escalera de la Barda del Ñireco en Bariloche. (Foto: Marcelo Martínez)

El cuerpo lo encontró un empleado de Parques Nacionales que colaboraba con la búsqueda. El hallazgo se produjo este sábado al mediodía. El cuerpo estaba en un descampado, ubicado en cercanías de la calle Los Radales, donde Salazar tenía su domicilio, según informaron desde la fiscalía cuando iniciaron la búsqueda el 22 de marzo pasado. Desde Parques Nacionales informaron este domingo que el cuerpo estaba oculto entre unos álamos, a pocos metros de una extensa escalera, situada en el sector conocido como la Barda del Ñireco, por la que circulan decenas de personas a diario.

Cendón y personal de Criminalística estuvieron en el lugar donde encontraron el cuerpo, junto con policías y familiares de la mujer.

La mujer había desaparecido el 22 de marzo pasado y la encontraron muerta el sábado. (Foto: Marcelo Martínez)

Tras el hallazgo, la Asamblea Ni Unx Menos de Furilofche difundió un comunicado en el que exigía al Ministerio Público Fiscal que explicara cuáles habían sido las medidas de investigación que tomaron ante la desaparición de Salazar.

“El Estado (representado por los y las fiscales del Ministerio Público) tiene la obligación de garantizar la perspectiva de género en la investigación y la primera hipótesis de investigación ante la desaparición de una mujer debe ser la violencia de género y no la averiguación de paradero como se hizo”, plantearon.

“Una vez más muere una mujer en nuestra ciudad y la justicia actúa con criterios patriarcales, adjudicando culpa a la mujer sin ni siquiera plantearse la existencia de un agresor”, criticaron.



La mujer hallada muerta en Bariloche no tenía indicios de criminalidad