“No hay margen para hablar de una agenda”

El gobernador cordobés Schiaretti aporta más dudas a la utilidad del diálogo político planteado desde el gobierno nacional. Dice que igual irá al encuentro, pero sin expectativas.

Lo más visto



BUENOS AIRES (DyN) – El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, aseguró que asistirá a la cita en la Casa Rosada con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero aclaró que sólo tratará temas “institucionales”, porque “no hay margen para hablar de una agenda política”.

El mandatario, que fue invitado vía telefónica esta semana para ir a gobierno el próximo miércoles, aclaró que tampoco avanzará con la jefa de Estado con una “agenda legislativa” común, debido a que su gestión y el Ejecutivo están “en posiciones políticas diferentes”.

El gobernador cordobés así lo afirmó ayer durante la inauguración de obras de ampliación en el centro de salud de la localidad de Estación General Paz, realizadas en el marco del Pacto Sanitario suscripto en el año 2008.

Consultado acerca del encuentro que mantendrá con la Presidenta, Schiaretti indicó que sólo planteará “temas concernientes a la relación institucional, porque no hay margen para hablar con el gobierno nacional de una agenda política ya que estamos en posiciones políticas diferentes”.

“Tampoco hay margen para hablar de una agenda legislativa a nivel nacional, porque la agenda legislativa que sostenemos los cordobeses es la que firmamos con las fuerzas que integran el gobierno provincial, el radicalismo y el Frente Cívico, donde fijamos 12 puntos, que son inamovibles y que será la posición de Córdoba en el Congreso”, precisó.

En este sentido, señaló que esta postura “incluye la baja de las retenciones, el apoyo al complejo agroalimentario, el acompañamiento con fondo específico para las pequeñas y medianas empresas, el sostén de las acciones en el combate a la pobreza, y el respaldo al federalismo y a la mejora de la calidad institucional”.

Además, destacó que pese a las diferencias políticas la provincia siempre mantuvo y mantendrá con la Nación “una relación institucional normal, de seriedad y de autonomía, respetando lo que indican la Constitución Nacional, las leyes y los acuerdos firmados”.

“Jamás hemos dejado de tener el respeto institucional que merece la investidura presidencial, nunca violamos una ley nacional ni la Constitución; lo que siempre hemos hecho y vamos a hacer es defender a Córdoba y a los cordobeses, por mas que eso pueda molestar a algún funcionario nacional”, finalizó diciendo el primer mandatario cordobés.


Comentarios


"No hay margen para hablar de una agenda"