No repuntan las inversiones en el crudo de Vaca Muerta

Pese a la apertura al mercado exportador, y la mejora en los precios internacionales, se espera una baja del 56% en comparación con el 2019. Para el consultor Daniel Gerold, se trata de un nivel "insuficiente".





Un incremento en la producción de petróleo, en especial en los yacimientos de Vaca Muerta, permitiría un ganar – ganar para el país y el sector hidrocarburífero ante la mejora en el precio internacional de crudo y el ingreso de divisas que implicarían. Sin embargo, las inversiones previstas para este año en el sector dan cuenta que se está muy lejos de alcanzar el nivel de trabajos que hubo en 2019, en la previa a la pandemia.

De acuerdo a los datos oficiales del ministerio de Energía de Neuquén en este año los compromisos de inversión de las diversas empresas alcanzarán los 3.790 millones de dólares.

En ese total, se encuentran tanto los fondos destinados al segmento de la producción convencional como a los desarrollos de Vaca Muerta, y a su vez tanto los orientados a la producción de petróleo como los que buscarán gas atraídos por los mejores precios del Plan Gas Ar.

Si bien estos valores representan un incremento sobre lo que fueron las paupérrimas inversiones del 2020, un año en el que Vaca Muerta fue brutalmente golpeada por la pandemia y la estricta cuarentena, el total de inversiones previstas está aún muy lejos de lo que fue el nivel del 2019.

De acuerdo al director de G&G Energy Consultants, Daniel Gerold, las inversiones que las diversas compañías planificaron para este año para el segmento del petróleo son “insuficientes” de cara a la oportunidad que genera la mejora en la cotización internacional del crudo.

En números

1900
millones de dólares se espera que se inyecten este año en los desarrollos del petróleo de Vaca Muerta.

El especialista detalló durante una presentación que realizó en un foro organizado por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina, la AmCham, que para este año se espera que las inversiones en toda la industria hidrocarburífera argentina alcancen los 4160 millones de dólares.

Ese volumen representa un incremento del 56% sobre los apenas 2660 millones de dólares que se estima que se invirtieron durante el año pasado, con la aclaración de que el dato del 2020 es estimativo dado que oficialmente no fue dado a conocer.

Pero estas inversiones previstas representan una baja del 40% sobre el nivel del 2019 que había sido de 6.982 millones de dólares y dan cuenta de que la industria no ha logrado aún reponerse del año de la pandemia.

En el caso de la Cuenca Neuquina, la principal zona productora de petróleo del país con Vaca Muerta a la cabeza, el panorama es aún peor.

De acuerdo a los datos aportados por Gerold, para este año se espera un nivel de inversiones de 2700 millones de dólares en el segmento del petróleo de los cuales 800 serían para el convencional y 1900 para el shale de Vaca Muerta.

Este nivel de inyecciones implica en el caso de Vaca Muerta una caída del 56% en comparación con los 4336 millones de dólares invertidos en el 2019, pero además marca un crecimiento de apenas el 35,7% en comparación con los 1400 millones que se habrían destinado al segmento el año pasado, con la crisis pandémica mediante.

“Argentina tiene con el petróleo un potencial de crecimiento importante, pero la variable clave es la inversión”, detalló Gerold. Y advirtió que “la realidad es que la inversión está en un nivel insuficiente para los niveles de producción que requiere la demanda local y para aprovechar el precio internacional del petróleo para construir a mejorar las variables macroeconómicas del país”.

El dato

3790
millones de dólares suman las inversiones comprometidas este año para Vaca Muerta, tanto en gas como en petróleo.

El especialista explicó que el país “podría rápidamente aumentar sus exportaciones de petróleo por Vaca Muerta, pero también por el Golfo San Jorge, que es una inversión de bajo riesgo con una infraestructura ya existente”.

Para esto, Gerold planteó la necesidad de mejorar las condiciones locales para atraer más inversiones. “El tema es atraer inversiones, Argentina debe lograr atraer capital, compitiendo con un capital que es más escaso en su disponibilidad en el mundo para cualquier petrolera, por eso el marco debe ser amplio”, indicó el titular de G&G Energy Consultants.

Y señaló entre las herramientas que el Estado debería mejorar “un marco que permita acceso al mercado de cambios, con un porcentaje que sea razonable y no restrictivo para pagar al accionista y créditos, van a más que compensar la salida eventual de dólares que debe haber”.

Además indicó que “la vinculación con los precios internacionales del productor tiene que ser clara. Se piensa en los sectores políticos que es un riesgo la relación con precios internacionales, pero los impuestos que traería la producción podrían hacer un fondo para compensar los saltos en el precio de los combustibles, si el gobierno está dispuesto a dar un plan de estímulo está dispuesto a dar esas condiciones fiscales que más que compensarían ese movimiento”.

Gerold enfatizó que “la crisis es la oportunidad para ser audaz: la gran limitante de captura de esta oportunidad es el acceso al capital de riesgo y el financiamiento, y este momento de crisis, es oportuno para en la crisis generar el cambio”.


Comentarios


Seguí Leyendo

No repuntan las inversiones en el crudo de Vaca Muerta