Nuevas agresiones en Darwin: radicales y peronistas buscan calma



DARWIN (AVM).- No cesa el conflicto generado entre el radicalismo y el Frente para la Victoria tras las elecciones del domingo pasado en Darwin. Ese día, tras los comicios que ganó el radicalismo por 65 votos, un grupo de jóvenes del FpV agredió a sus adversarios. El ataque fue denunciado ante la policía, mientras que el sector opositor indicó que los jóvenes reaccionaron así tras haber recibido provocaciones. El lunes el nuevo presidente del Concejo Deliberante, Gabriel Spagnolo, recibió agresiones verbales. Y ayer, el mismo concejal electo señaló que su hija, que concurre al primer año del colegio secundario local, fue también agredida verbalmente y amenazada con ser agredida físicamente. Ante esto abandonó el colegio y no volvió a concurrir. La escalada de tensión llevó a que el intendente, Hugo “Curi” Mansilla, se reuniera con dirigentes de ambos partidos y ayer por la mañana, llamara públicamente ante los medios de prensa a retomar la tranquilidad en el pueblo. Por caso, señaló que en su encuentro con Hugo Carrera, uno de los principales referentes del FpV, pudieron ponerse de acuerdo en distintos puntos. “Hay que seguir trabajando todos juntos para el futuro de Darwin” sostuvo el jefe comunal de manera conciliadora ante un problema que a puesto al pueblo en boca de todo el Valle Medio. Es que se trató de un hecho sin registros en toda la comarca, pero no sólo por lo sucedido ese día concretamente, sino por las repercusiones que se siguieron haciendo sentir durante la semana en el pequeño pueblo ferroviario, donde todos los vecinos se conocen, y hoy se encuentran divididos. Durante estos días, además, referentes de ambos partidos intercedieron para que la calma vuelva a la localidad. La localidad estuvo durante más de dos décadas en manos del PJ, y en las elecciones del 2011 a contra pelo de lo que sucedió en la comarca, accedió a la intendencia la UCR, siendo en el Valle Medio la única comuna bajo este signo político.


Comentarios


Nuevas agresiones en Darwin: radicales y peronistas buscan calma