Nuevas denuncias contra Sanfelice como “testaferro K”

Las hicieron las dirigentes Margarita Stolbizer y Silvina Martínez. Mencionan sociedades y propiedades en Bariloche que investigó “Río Negro”.



Nuevas acusaciones de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, que involucran a Osvaldo “Bochi” Sanfelice como presunto testaferro de la familia Kirchner, fueron denunciadas por la dirigente Margarita Stolbizer y su abogada y ex integrante de la Inspección General de Justicia Silvina Martínez, y llegarán a la Justicia en los próximos días.

Algunas de las operaciones con propiedades y participaciones societarias fueron anticipadas por “Río Negro” en mayo de 2016, en una investigación de Ítalo Pisani titulada: “Figuras del entorno K invierten millones en Bariloche”.

Stolbizer y Martínez hablan de un entramado de negocios de Cristina y Sanfelice. Incluyen, como novedad, una empresa de digitalización certificada de documentos públicos y privados, denominada Lakaut, creada en mayo de 2009 y que “tendría como socios ocultos a Cristina Fernández y al propio Sanfelice junto con su esposa, Marta Leiva”.

Las dirigentes explicaron en el programa televisivo "La Cornisa", de Luis Mahul, que el extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, “primero creó la necesidad de archivar, copiar, digitalizar y certificar los documentos físicos y después facilitó las condiciones para que Lakaut empezara a realizar el trabajo de manera casi monopólica”.

Según la denuncia, Sanfelice -con Lakaut- se quedó “con la máquina de digitalizar documentos públicos”, que solo el año pasado le generó una facturación de 380 millones de pesos. Además, Sanfelice compró a metros de la quinta de Olivos, una casa de tres pisos que presentó como una de las sedes de Lakaut, y que le habría costado 640 mil dólares.

Asimismo, Stolbizer y Martínez apuntaron a otra sociedad de Sanfelice y su esposa, investigada por “Río Negro”: Invernepa. En la denuncia aseguran que Invernepa fue creada en 2008 y a través de ella se compró todo tipo de propiedades: casas, terrenos, campos y hoteles. En 2012 la sociedad compró un establecimiento rural en Rio Negro por US$ 800.000. En Bariloche adquirió otra estancia y un hotel, El Retorno.

Lo que investigó “Río Negro”

Cuando Sanfelice era la cabeza visible de Hotesur (poseedora de un lujoso hotel de los Kirchner en Calafate) y socio de Máximo en Negocios Inmobiliarios SA (administradora de las propiedades de la familia en Río Gallegos), “Río Negro” descubrió que este hombre figuraba, a la vez, como empleado de Cristóbal López en Alcalis de la Patagonia (Alpat) en San Antonio Este. Y se lo dijo personalmente a López, quien primero lo negó pero tras un llamado terminó admitiéndolo.

Este diario señaló también en 2016 que en Bariloche Sanfelice administró la hostería El Retorno sobre el lago Gutiérrez -a 12 km de Bariloche-, comprada por Cristóbal López en 2013. Lo hacía a través de IDEA SA, fundada por el exgobernador Carlos Sancho pero controlada por “Bochi”. Desde la hostería de Cristóbal López no solo se derivaban fondos al hotel Alto Calafate, sino también se trasladaba personal hacia la localidad santacruceña para que trabaje en dos de los tres hoteles de Cristina.

El Retorno yace abandonado en en Villa Los Coihues, cerca de Arelauquen, el barrio exclusivo donde tenía una elegante casa una hija de Sanfelice, María Marta junto a su pareja Nir Weinberg.

“Río Negro” reveló en ese contexto que Weinberg administró la estancia El Amigo de su suegro, un campo de 34.754 hectáreas ubicado a unos 150 km de Bariloche, que es propiedad de Invernepa SA, sociedad constituida en 2008 por Osvaldo Sanfelice y su esposa Marta Alcira Leiva.

La estancia, rica en ovejas y terneros, habría sido adquirida en u$s 800.000 en 2011. Se distribuye en los parajes Anecón Chico, Cerro Mesa y Tres Cerros. Weinberg figura, además, como empleado de BMC SRL, también empresa de Sanfelice dedicada a la cría de ganado ovino.

A Sanfelice se lo vincula a otra propiedad en Bariloche: una casa en el km 14,5 de avenida Bustillo (ruta a Llao Llao), muy cerca de una cancha de nueve hoyos. El lote donde está asentada figura a nombre del Banco de Santa Cruz, que controla la familia Eskenazi.

Ahora, Stolbizer y Martínez incluyeron todos estos datos en su libro “Ella miente (Cristina y los dos mil millones de dólares), de reciente aparición.


Comentarios


Nuevas denuncias contra Sanfelice como “testaferro K”