Nuevos policías llevan dos meses sin cobrar

Algunos hacen changas para vivir

NEUQUÉN (AN).- Desde que egresaron los nuevos agentes de policía y penitenciarios están sin cobrar la beca de 1.000 pesos por lo que muchos están haciendo changas y hasta vendiendo empanadas con la finalidad de juntar dinero mantenerse y pagar el pasaje de colectivo para ir a trabajar. Varios jefes de la fuerza temen que dejen la institución. En agosto pasado tras hacer un curso de capacitación que duró cuatro meses se recibieron de agentes de policía y penitenciarios unos 300 jóvenes. El gobernador Jorge Sapag participó del acto de graduación que se realizó en el espacio DUAM el 10 de agosto pero recién el miércoles firmó el decreto por el cual se los designó como agentes. Desde que comenzaron a cumplir funciones a la fecha los novatos policías no han recibido un peso en forma oficial de hecho todavía se les adeuda dos meses de la beca que se le otorga cuando ingresan a la escuela de agentes. La información fue confirmada por fuentes reservadas de la policía que explicaron que “cuando entran cobran una beca de 1.000 pesos por mes y les adeudan agosto y septiembre. Muchos de estos muchachos son padres y tienen que pagar alquiler y comer y están sin un peso”. La situación fue confirmada por algunos agentes que contaron que “los que no pueden esperar a que les paguen están haciendo changas, algunos manejan un taxi a contraturno de la labor policial y las mujeres están haciendo trabajos domésticos como limpieza de casas y planchado”, contó uno de los jóvenes. Varios de los agentes han coordinado algunas actividades para juntar fondos como hacer empanadas para vender. “Con la plata que sacan se pagan el pasaje de colectivo para ir a trabajar”, contó la fuente. Jerarcas de la policía admitieron el atraso y reconocieron que los agentes están realizando estas tareas para generarse ingresos que los ayuda a sobrevivir.


Comentarios


Nuevos policías llevan dos meses sin cobrar