Ocho horas de motín en la cárcel de Devoto



BUENOS AIRES (DyN).- Una pelea entre dos presos de la cárcel porteña de Villa Devoto desató ayer durante ocho horas un motín de los internos de un pabellón del penal, que terminaron exigiendo a las autoridades penitenciarias mejores condiciones de alojamiento. Las autoridades informaron que como consecuencia de la revuelta uno de los presos que protagonizó la pelea sufrió un corte en la frente y debió ser asistido, pero minimizaron la envergadura de la rebelión y desmintieron las versiones que hablaban de rehenes.

El director del Servicio Penitenciario Federal, Alejandro Marambio, confirmó que la crisis se produjo cuando, tras un incidente entre dos presos, guardias penales ingresaron al pabellón para llevarse a un agresor y los reclusos lo impidieron. Los guardias efectuaron disparos al aire con balas de goma, según consignó Marambio, y la rebelión se generalizó por lo que los presos obligaron a los guardias a replegarse y durante ocho horas impidieron su ingreso. La situación se calmó luego que autoridades judiciales se presentaron en la cárcel y comenzaron a dialogar con los internos, que reclamaban no ser derivados a otras unidades, se aclaró.

Posteriormente, el director del penal de Villa Devoto, el prefecto Ernesto Orueta, dialogó con los reos luego que depusieron su actitud y escuchó sus reclamos, entre los que incluyeron la provisión de más colchones y mantas y permanecer en el pabellón. Las autoridades aclararon que en el sector donde ocurrió el conflicto hay lugar para 80 reclusos y actualmente había 71 alojados; y recalcaron que desde hace un par de años se viene trabajando para descomprimir la superpoblación carcelaria. En este momento hay unos 1.700 internos en el penal de Devoto, de los cuales sólo 200 tienen condena. La pelea ocurrió a la madrugada de ayer en el pabellón 11 del tercer piso del penal, donde se agrupan 71 presos considerados de “mediana conflictividad”.


Comentarios


Ocho horas de motín en la cárcel de Devoto