Padres piden que se reabra la escuela de la isla Victoria

Le solicitaron al intendente de Villa La Angostura que interceda ante el gobierno neuquino para que revea la medida. Creen que el sumario del director fue la excusa para cerrar el establecimiento.



La comunidad educativa de la Escuela Albergue N° 303 está disconforme con la decisión de cerrar el establecimiento. Foto: gentileza

La comunidad educativa de la Escuela Albergue N° 303 está disconforme con la decisión de cerrar el establecimiento. Foto: gentileza

A muy pocos días del inicio de clases, la noticia del cierre de la escuela albergue 303 “Aurelio Pargade”, de la Isla Victoria por parte del gobierno neuquino, impactó no sólo a los padres y alumnos sino también al personal que se preparaba para concurrir al colegio.

Con el paso de las semanas, la falta de respuestas, la reubicación de los estudiantes en otros establecimientos, terminó por generar indignación. Los padres reclamaron la reapertura del colegio de la isla al Distrito de Educación de la Zona Sur y pidieron al intendente de Villa La Angostura, Guillermo Caruso, que interceda en el pedido.

Relataron que en febrero, fueron convocados a un encuentro con Fernanda Basteiro, de la Dirección de Ruralidad. “Nos notificó que la escuela cerraba y que había que reubicar a los niños en otras instituciones de Villa La Angostura ya que no había maestros para entrar a la isla”, plantearon.

“Acotaron también que había problemas de dinero en la escuela y no comprendimos bien lo que se nos quería decir. Nos preguntó por qué mandábamos a los niños a ese establecimiento teniendo escuelas cerca. Nos plantearon que la isla no tenía salita para asistir si alguno de los chicos se enfermaba”, relataron.

Consideraron que “todo fue una maniobra desagradable del Consejo de Educación con el único fin de cerrar la escuela”.

Los niños son guías y enseñan a cuidar la naturaleza a otros (muchas escuelas nos visitaron

Vanessa Vera, docente de la escuela.

Patricia Silva es madre de dos niños. Su hijo, de 14 años, egresó de la escuela de Isla Victoria y hoy fue convocado para las Olimpíadas de Matemáticas; mientras que la nena de 11 años concurrió hasta el año pasado al colegio.

“Soy paciente crónica. Tengo un transplante de válvula de corazón y ya perdí un riñón. Me la pasaba internada y para mi fue lo mejor que la escuela los haya aceptado. Fue una tranquilidad. Por eso, me duele tanto lo que hicieron”, explicó la mujer que reconoció haberse enterado del cierre por las redes sociales.

La escuela 303 funcionaba con un régimen de albergue: los chicos permanecían 10 días en la escuela y luego, pasaban 5 días en sus casas.

“Esa escuela es impagable por el lugar a donde está y por el tipo de educación: los chicos tienen huerta, cocina, trabajan la madera, hacen caminatas. Están muy bien cuidados. Y la explicación que nos dan es inaudita: que el director está sumariado y no logran cubrir los cargos”, agregó Silva.

Norma Belmar es mamá de otro alumno de 11 años. “Estoy separada y trabajo todo el día. Mi nene quedaba todo el día solo y el lugar a donde vivo en Bariloche es complicado porque corre mucha droga. En la isla, había aprendido a leer, los números y estaba mucho más tranquilo.

La historia de la escuela

La escuela de la Isla Victoria 303 cerró en 1976 como colegio nacional número 7 y reabrió en 1987, con el nombre “Aurelio Pargade”, en homenaje al primer guardaparque y fundador de la escuela. Cuando Parques Nacionales cedió dos cabañas, pasó a ser “escuela albergue”.

A lo largo de todos estos años, concurrieron niños de la isla, del perilago Nahuel Huapi y de Villa La Angostura por una necesidad social.
La escuela tenía una jornada escolar completa y luego, “tiempo hogar” donde se realizaban talleres y otras actividades con los estudiantes.

En los 90, se sumaron estudiantes judicializados de Villa La Angostura. Sin embargo, esto cesó hace 3 años ya que no se contaba con un equipo psicopedagógico que asistiera a esos niños.


Comentarios


Padres piden que se reabra la escuela de la isla Victoria