Palabra de compromiso



Roca

Desde el origen del mundo, según variadas tradiciones, es el enlace que configura la triada.
Humanamente, es la Palabra que se pronuncia en el Compromiso.
Místicamente, es el “sello” que confirma la Alianza.


Es la signatura de la Alianza, palabra de honor, voluntad coherente.
Si el primer misterio es revelación del Ser, y el segundo misterio es revelación del Amor, el tercer misterio es revelación de la Fuerza.


Por la palabra de compromiso el ser humano se pronuncia a sí mismo ante los demás (responsabilidad social); pero el acto puro de compromiso es antes ante Dios que ante los hombres (poder de la palabra espiritual aún no pronunciada).


La “palabra de honor” es el fundamento moral del orden jurídico. Es la fuerza espiritual que sostiene por dentro la dinámica las instituciones políticas.


Pero la honorabilidad de la palabra se ha disuelto en nuestra sociedad posmoderna, tecnologizada e hiperconectada. La palabra de honor se ha vuelto líquida y se pronuncia sin cuidado ni real compromiso.
Y, efectivamente, de eso se trata, de una degradación cualitativa del vínculo que, a nivel humano, se traduce en indiferencia, apatía, distancia y compra de voluntades.


En ese vacío de la comunicación humana nos movemos hoy. El hombre se ha vuelto extraño al hombre. ¿Cómo restablecer el lenguaje del alma?

Alberto Félix Suertegaray
DNI 14.169.481


Comentarios


Palabra de compromiso