Pañuelazo en cinco ciudades del Alto Valle por el aborto legal

Activistas feministas desplegaron acciones en simultáneo en Neuquén, Cipolletti, Plottier, Senillosa y Centenario. Piden que el proyecto de ley se discuta este año en el Congreso.




La intervención se hizo en simultáneo en la capital, Cipolletti, Plottier, Senillosa y Centenario. Foto Florencia Salto.

La intervención se hizo en simultáneo en la capital, Cipolletti, Plottier, Senillosa y Centenario. Foto Florencia Salto.

Un pañuelazo verde rodeó esta mañana el monumento "Centenario de la ciudad de Neuquén", la fuente de agua ubicada sobre avenida Olascoaga y las vías del ferrocarril. La acción activista tiene como propósito insistir en que el proyecto de ley de legalización del aborto se trate este año en el Congreso.

La intervención feminista coincidió con la presencia del ministro de Salud, Ginés González García, en la provincia, una de las ocho del país que concentra la mayor cantidad de casos de coronavirus en la actualidad.

Los pañuelos verdes son el símbolo de la legalización del aborto no solo en Argentina, sino en Latinoamérica. Foto Florencia Salto.

"Entendimos durante todos estos meses que el tema de la pandemia por covid-19, que tantas reconfiguraciones ha traído para nuestras existencia, era posible ir acompasando, en todo caso, los diálogos necesarios para ver cuál era el mejor momento del año para la discusión. Creemos que es muy importante que el gobierno no ceda a las presiones del lobby antiderechos", aseguró Ruth Zurbriggen, integrante de la Colectiva Feminista La Revuelta y de Socorristas en Red, quien repudió la represión policial en Guernica.

La acción se realizó en simultáneo en Neuquén capital, Cipolletti, Plottier, Centenario, Senillosa.

Zurbriggen planteó que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, debe hacerse "cargo del compromiso asumido apenas iniciado el gobierno, pero también que asumieron durante la campaña electoral".

El proyecto fue rechazado en 2018 por el Senado. Foto Florencia Salto.

Agregó: "las acciones en todo el país muestran la persistencia de este reclamo. Es urgente porque el Estado tiene que reconocer y demostrar que reconoce que lo que está mal no son las prácticas de abortar sino que lo que está mal son las leyes criminalizadoras y las leyes penalizadoras. Necesitamos una normativa legal que despenalice y legalice el aborto, para justamente ese reconocimiento simbólico del derecho a decidir sobre nuestros cuerpos".

Ayer, Mumalá Neuquén realizó una intervención similar en el edificio de la Legislatura.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER DE MENOS MAL QUE TENGO FUEGO
Cómo los feminismos transforman nuestra vida cotidiana y el modo en que habitamos el mundo.

Comentarios


Pañuelazo en cinco ciudades del Alto Valle por el aborto legal