Para el fiscal, al acusado de robar un auto y matar le “fue indiferente” la vida

Robó un auto y, mientras escapaba de la Policía, chocó y le causó la muerte a Ricardo Di Clérico. Piden que sea declarado culpable de homicidio con dolo eventual. La defensa insiste con que se trató de un homicidio culposo.



Piden que el hombre acusado de robar, chocar y matar sea acusado de homicidio con dolo eventual. Foto: Gentileza

Piden que el hombre acusado de robar, chocar y matar sea acusado de homicidio con dolo eventual. Foto: Gentileza

Este miércoles terminó la etapa de testimoniales en el juicio contra un hombre acusado de homicidio con dolo eventual, tras un choque en el que falleció Ricardo Di Clérico. El hecho se dio luego del hurto de un auto, en el que los dos ladrones eran perseguidos por la Policía, abordo del vehículo robado, sobre la Ruta 151.

El imputado adelantaba rodados por la banquina y, cuando intentó retomar la cinta asfáltica, perdió el control, se cruzó de carril y terminó chocando de frente contra el Ford Fiesta en el que viajaba la víctima fatal junto a una mujer.

En los alegatos de cierre, el fiscal Gustavo Herrera aseguró que al acusado “le fue indiferente”, la vida del otro.

El siniestro vial empezó con el hurto de un Volkswagen Pointer en el barrio Managua de Cipolletti, el 25 de mayo del año pasado. El acusado era quien manejaba, y cuando advirtió que lo seguía la Policía empezó a escapar en lo que fue una persecución muy riesgosa que desembocó en la Ruta 151.

Durante los cinco kilómetros que se extendió el raid se produjo, antes del choque fatal, al menos una situación de riesgo de accidente.

Según describió el fiscal, circulaba a una altísima velocidad, y adelantaba de forma imprudente. En un punto de la ruta se encontró con un Renault Sandero que transitaba despacio, por lo que bajó a la banquina. Al intentar retomar la calzada perdió el control y chocó de frente contra el Ford Fiesta en el que viajaba Di Clérico y su acompañante, que resultó con graves lesiones.

En mayo de 2018 robaron un auto y mientras escapaban de la Policía chocaron, en la Ruta 151. De ese choque resultó muerto Ricardo Di Clérico.

“La banquina existe para que, en caso de emergencia, una persona se pueda detener, y no para adelantar vehículos”, enfatizó Herrera, y agregó que la única excepción prevista es para los vehículos de emergencias, como ambulancias, patrulleros y autobombas, o en algún caso de urgencia.

“El acusado priorizó su impunidad por encima de la vida ajena”, acusó Herrera, y manifestó que “lo que hizo no está previsto en la Ley de Tránsito por lo que no tuvo un actuar imprudente sino que se representó en el resultado de muerte, y le fue indiferente”.

En sus argumentos, Herrera aclaró que este caso no encuadra en las reformas recientes del Código Penal, en las que se agrava ciertos supuestos para los homicidios culposos, como conducir con alcohol en sangre, exceso de velocidad, e insistió en que se debe aplicar el delito de dolo eventual, y no la figura del homicidio culposo agravado.

La querella coincidió y el abogado consideró que el acusado “pudo prever las consecuencias de sus acciones y no lo evitó”.

Para la defensa del imputado, que estuvo representado por Guadalupe Inaudi y Oscar Pandolfi, se trató de un homicidio culposo, y afirmaron que el dolo eventual no fue acreditado. Por eso solicitaron que sea declarado culpable por el hurto del vehículo que estaba en la vía pública, la absolución por homicidio simple y que se lo declare responsable de homicidio culposo.

El Tribunal integrado por Florencia Caruso, Marcelo Gomez y Guillermo Baquero Lazcano anunció que el veredicto se conocerá el próximo lunes a las 10:30.


Comentarios


Para el fiscal, al acusado de robar un auto y matar le “fue indiferente” la vida