Para Gils Garbó la reforma es esencial para “sanear la justicia”

Hoy el “poder Judicial está adiestrado para defender intereses corporativos”, afirmó. Además criticó la medida de fuerza lanzada por los empleados judiciales. “Habría que cuestionarse la legitimidad de ese gremio”, agregó.





La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, defendió la reforma judicial impulsada por el Gobierno porque consideró que va a ayudar a “sanear la Justicia” y afirmó que hoy el “poder Judicial está adiestrado para defender intereses corporativos”. Gils Carbó también remarcó que la reforma impulsada por la presidenta Cristina Fernández “tiene el acierto de tocar puntos que hacen quebrar un funcionamiento corporativo disfuncional” y sostuvo que con los cambios se va a terminar con “las designaciones por padrinazgo y parentesco”. Además, criticó el paro que la Unión de Empleados de la Justicia para la semana que viene en contra de la reforma y señaló que “habría que cuestionarse la legitimidad de ese gremio”. La procuradora señaló que “hay corporaciones con poder económico que tienen (cautelares) en la gatera y las reparten para evitar que se apliquen leyes de la democracia o con pretensiones como vaciar el sistema jubilatorio, frente a lo cual los ciudadanos están inermes”. Gils Carbó remarcó que lo “lo único que persigue el proyecto es evitar que las medidas cautelares puedan seguir utilizándose para neutralizar políticas públicas dirigidas al interés general”. Asimismo, afirmó que “la reforma ataca varios puntos esenciales para sanear la Justicia” y agregó: “Lo que necesita la gente, además, es que la Justicia sea un servicio a la comunidad, no un sector privilegiado que defienda intereses privilegiados”. En una entrevista publicada hoy por Página 12, enfatizó que “cuando aparecen las corporaciones se quiebran las normas” y advirtió que es “esencial” quebrar el elemento corporativo judicial porque, remarcó, “así no podemos continuar”. Sobre el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura, expresó que “traer gente ajena a la corporación judicial puede ayudar” porque ahora en ese cuerpo hay “funcionarios políticos que tienen su interna”. Gils Carbó abogó también por cambiar “la inoperancia actual del Consejo de la Magistratura” y señaló: “Hoy es la pelea por la concentración económica, pero lo cierto es que el Poder Judicial está adiestrado para defender intereses corporativos”. Acerca de la posibilidad de que se judicialice la reforma antes de su aprobación, aseguró que “se habla de judicializar este tema porque hay intereses enormes de quienes manipulan la Justicia y de jueces por mantener el sistema de impunidad”. “No se pueden mantener las cosas como están”, enfatizó. Por otra parte, se pronunció a favor de la incorporación de tres nuevas cámaras de Casación porque, afirmó, “van a ordenar las cosas como corresponde” y destacó que “no puede estar la Corte resolviendo todos los casos de arbitrariedad”. Sobre el paro convocado por el gremio que lidera Julio Piumato, sostuvo que no ve “cuál puede ser el agravio del gremio frente a la reforma”. “No significa que haya cambios en la política salarial. Piumato está llamando a un paro por una reforma que favorece neutralizar las prácticas de la familia judicial, donde solo se entraba por padrinazgo y que él mismo cuestionaba”, afirmó. Fuente DyN


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Para Gils Garbó la reforma es esencial para “sanear la justicia”