Pereyra, un líder pragmático en ambos lados de la grieta

El senador y líder petrolero apoyó a Sergio Massa, se alineó a Mauricio Macri y ahora coquetea con la fórmula de Alberto Fernández. Se había alejado del kirchnerismo tras el fallecimiento del expresidente.



El presidente dijo que el sindicalista pertenece al "panquequismo nacional". Foto: archivo.

El presidente dijo que el sindicalista pertenece al "panquequismo nacional". Foto: archivo.

El senador y secretario general de Petroleros Privados, Guillermo Pereyra, ensaya un acercamiento al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, luego de al menos seis años de distanciamiento con el espacio kirchnerista, del que supo ser un fuerte opositor.

Al legislador por el Movimiento Popular Neuquino nunca lo puso colorado cambiar de vereda cuando el contexto nacional o la situación del sector que representa así lo demandaba y este año no pareciera ser la excepción.

Pereyra apoyó la presidencia de Néstor Kirchner, a quien definió como "un constructor" y "un defensor de los trabajadores", pero fue un opositor de la gestión de Cristina Fernández. En el 2013 disputó una de las internas más ríspidas del MPN cuando su lista se opuso a la oficialista de Ana Pechen en una campaña marcada por un fuerte tono antikirchnerista cuando el gobernador Jorge Sapag era un aliado del gobierno nacional.

En el 2015, optó por la opción "del medio". Se alejó de la grieta y apoyó con su línea partidaria la candidatura presidencial de Sergio Massa cuando el oficialismo emepenista se había inclinado por Daniel Scioli. Su respaldo al dirigente de Tigre se vio reflejado en los resultados de Rincón de los Sauces, donde el voto petrolero impuso a su postulante sobre las demás listas.

"Consideramos que es quien asumió de manera más clara la defensa de los principios federales, y creemos que será él quien respete cabalmente los intereses de todos los neuquinos”, había dicho sobre el ahora candidato a diputado por el Frente de Todos.

Su sector, el Azul y Blanco, apoyó a Massa en las presidenciales de 2015. Foto: archivo.

Pasadas las generales y con el escenario del balotaje por delante, Pereyra volvió a dar un giro y se decidió por el candidato de Cambiemos, Mauricio Macri. “Hay dos opciones y a mí no me gusta el voto en blanco. Voy a votar a Macri”, había dicho en una entrevista radial de la que luego intentó dar marcha atrás.

El líder petrolero terminó siendo uno de los principales aliados del presidente en el arco sindical y su respaldo fue clave para la aprobación de la adenda para Vaca Muerta que abrió una nueva etapa en las relaciones laborales de la actividad.

La relación cambió en el último tiempo y sufrió la estocada final con el decreto que aprobó el gobierno nacional para congelar el precio del barril de petróleo.

En el apoyo que ahora daría el senador a la fórmula Fernández-Fernández reside una jugada estratégica y es la necesidad para el MPN de revertir el resultado que obtuvo en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto. Neuquén se inclinó mayoritariamente por los candidatos kirchneristas y en segundo lugar ubicó al macrismo, dejando en un incómodo tercer lugar.


Comentarios


Pereyra, un líder pragmático en ambos lados de la grieta