Pescadores suman otro frente contra Piñera




Chile: 7 familias manejan el negocio

SANTIAGO DE CHILE (DPA).- Un pescador chileno inició una huelga de hambre en el frontis de la Catedral de la ciudad de Coyhaique en protesta contra la nueva Ley de Pesca, que a juicio de los trabajadores del rubro favorece a las grandes industrias y que ha derivado en masivas movilizaciones contra la iniciativa. “Todos los años estamos perdiendo kilos de pescado. Empecé con más de 4.000 kilos y ahora me quedan 2.070 kilos. Si aceptamos la Ley de Pesca no alcanzamos a vivir tres años más. Por eso estamos peleando y por eso inicié mi huelga de hambre”, afirmó el pescador y huelguista José Ascencio. La iniciativa del trabajador pesquero se enmarca en la serie de protestas que han levantado cerca unos 1.000 pescadores a lo largo del sur de Chile desde el miércoles 11 de julio con bloqueos temporales de carreteras y puertos. El conflicto está relacionado con la obtención de licencias indefinidas de extracción pesquera y altas cuotas de producción por parte de las grandes industrias, mientras que a los pescadores sólo se les asegura una zona de protección de una milla a nivel nacional. La situación fue denunciada por el diputado opositor Gabriel Ascencio, de la Democracia Cristiana (DC), quien señaló que la ley propuesta por el gobierno acentúa la concentración de un mercado con ganancias anuales cercanas a los 3.000 millones de dólares en las manos de las siete familias más ricas de Chile. Por su parte, el ministro de Economía, Pablo Longueira, representante del gobierno en la negociación con el Parlamento, criticó la huelga de hambre del pescador Jorge Ascencio y justificó que la nueva legislación es la única forma de que el sector pesquero no tenga carencia de alimento en el futuro. “Lo único que está claro es que va a haber mucha hambre en el sector pesquero si no regulamos”, declaró Longueira . En tanto, los pescadores, quienes acusan al gobierno de no proteger la extracción no industrial y tampoco el recurso pesquero, llamaron a continuar con las manifestaciones hasta “ser escuchados”. La protesta del sector pesquero no industrial se suma a una ola de movilizaciones sociales iniciadas en el 2011 en un momento en que el gobierno de Sebastián Piñera no supera el 33% de aprobación.


Comentarios


Pescadores suman otro frente contra Piñera