Pisan el acelerador para llevar internet a al interior de Neuquén

El gobierno de Neuquén anunció inversiones para extender la conectividad. Durante el año pasado, la pandemia frenó las obras.El proyecto incluye a los pueblos originarios.

Para la instalación de bases, redes y antenas la provincia aporta 38 millones de pesos y el Enacom otros 154 millones.

Para la instalación de bases, redes y antenas la provincia aporta 38 millones de pesos y el Enacom otros 154 millones.

Una de las obviedades más grandes de la pandemia fue la necesidad de una buena conexión a internet, pero Neuquén no pudo responder a la gran demanda que tuvo, a pesar de los esfuerzos. El punto débil de la Provincia es el interior, donde las grandes distribuidoras no llegan o lo hacen mal por falta de un negocio apetecible. Por eso se ensayan distintas estrategias y se registran conexiones a comunidades completas, desde cero.

La principal experiencia es la de Neutics en Chos Malal, donde el incremento de usuarios de marzo a noviembre del 2020 fue del 57%. Es una sociedad anónima, mayoritariamente estatal. La conforman el gobierno provincial, el EPEN y las cooperativas telefónicas de Centenario, Cutral Co y San Martín de los Andes.

Neutics se creó en 2012 para llevar conectividad, pero durante la gestión macrista, la falta de financiación la orientó, principalmente, a la videoseguridad urbana. Desde el 2018 comenzó la tarea que funcionará como antecedente para llevar conectividad a 20 localidades neuquinas.

Fue en agosto de ese año cuando Neutic empezó a ofrecer internet de banda ancha en las casas de Chos Malal, con una prueba piloto de 200 manzanas. Sin embargo, el verdadero desafío vino de la mano de la cuarentena. “Fue muy difícil satisfacer la demanda, no se podía entrar a las casas y había bloqueo de transporte”, recordó el gerente de la empresa, Carlos Aguilar.

“Durante la pandemia fue muy difícil satisfacer la demanda, no se podía entrar a las casas y había bloqueo de transporte”.

Carlos Aguilar, gerente de la empresa Neutics, de conformación estatal.

El siguiente desafío fue llevar la banda ancha a 45 hogares de Taquimilán, a comienzos del 2021. Fue el primer paso del programa “Conectividad”, acuerdo firmado en junio del 2019 con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). El organismo nacional se comprometió a aportar $154 millones y Provincia, $38 millones.

Superados inconvenientes de financiación, logística y otros vinculados a la pandemia el programa pudo pisar el acelerador. Aguilar indicó que avanzan a buen ritmo las tareas para Andacollo, Loncopué y Huinganco. También informó que estaban por empezar a montar las bases para las estaciones de Caviahue, Aluminé y Villa Pehuenia.

Neutics debe darle el servicio a los prestadores locales y, si no hay, llevar el internet a las casas. El alcance de conectividad mayorista se divide en cuatro áreas: Norte (Chos Malal, Andacollo, Huinganco y Las Ovejas), Centro-Oeste (Las Coloradas, Aluminé y Pehuenia), Rincón de Los Sauces (Ruta 40 y Rincón) y Noroeste (Cerro Bandera-Caviahue). El del minorista incluye a Villa del Curi Leuvú (paraje Chacay Melehue), El Cholar, Los Miches, Villa del Nahueve (Los Carrizos y Bella Vista), Taquimilán, Los Catutos y Caviahue.

Dato

57%
se incrementó la cantidad de usuarios de marzo a noviembre de 2020, en Chos Malal.

Llegar a las comunidades mapuches, la deuda saldada

En las localidades cordilleranas de Junín y San Martín de los Andes una empresa privada apostó a llevarles internet a las comunidades mapuches que viven en sectores geográficos complejos.
Todo comenzó hace tres años, por el pedido de un poblador de la comunidad Curruhuinca y no dejó de expandirse.
El gerente de Chab, Gustavo Wyszynski, contó que por eso se pusieron a estudiar cómo podían llevarle el servicio. Mantuvieron varias reuniones con la comunidad originarias y les presentaron un plan de trabajo para desplegar la red.
“Tuvimos que montar cuatro torres en distintos cerros, energizadas con paneles solares y baterías, pero, de esa manera, llegamos a cubrir prácticamente a toda la comunidad”, detalló Wyszynski.
De forma simultánea hicieron el despliegue a la orilla del lago Huechulafquen, para las comunidades Cañicul y Chiquilihuín. “De esa manera, todas las comunidades que se encuentran en las inmediaciones de San Martín y Junín de los Andes fueron provistas de servicio de internet”, resaltó.
Además, contó que le instalaron el servicio bonificado a algunas escuelas y centros comunitarios porque no todos los pobladores pueden pagar el abono que es reducido respecto de lo que cobran habitualmente en las zonas urbanas.
El trabajo trajo alegrías: “Las comunidades están súper agradecida ya que siempre fueron el eslabón de la cadena a la cual las grandes empresas de telecomunicaciones dejaron olvidadas”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Pisan el acelerador para llevar internet a al interior de Neuquén