Plantaron 9.000 árboles exóticos de Bariloche en la Línea Sur

Se trata de un programa de extensión de la Universidad de Río Negro. Aseguran que las plantas exóticas proliferan en ambientes húmedos como en Bariloche, pero son imprescindibles en la región sur.





Los integrantes de Luz verde para Región Sur, un programa de extensión de la sede andina de la Universidad Nacional de Río Negro, lograron extraer 661 árboles exóticos, de entre 40 centímetros y 3 metros de altura, del parque municipal Llao Llao que ya fueron trasladados al vivero provincial de Ingeniero Jacobacci.

En los cinco años del programa, ya se trasladaron 9.000 sorbus, ciruelos, cerezos, espinos blancos, lluvias de oro y retamas, entre tantas otras especies, a la región sur.

«Todos los años desde 2016 -excepto el 2020 por la pandemia-, hacemos una jornada de extracción de árboles exóticos del área protegida. Si bien está muy bien conservada, hay plantas exóticas que se están introduciendo. Las sacamos con cuidado, especialmente a los sorbus que funcionan muy bien en la Línea Sur», explicó Santiago Naón, docente de la Tecnicatura en Vivero de la Universidad Nacional de Río Negro.

Luz Verde para la Región Sur se puso en marcha en 2016. Foto: gentileza

Inmediatamente, esas plantas se trasladan a la Línea Sur donde «se viverizan y luego, se reparten en los espacios públicos».

¿Y por qué se trasladan especies exóticas a otras regiones? Naón especificó que estas plantas se transforman en invasoras «en determinados contextos ambientales, como en un escenario de la cordillera donde hay agua abundante«.

«El problema de la región sur es, en gran medida, la desertificación. Allá las plantas no prosperan. No se dispersan. Con suerte, sobreviven. Por eso, son muy útiles. En ese escenario de desertificación, cualquier árbol que pueda dar sombra y leña es bienvenido», manifestó Naón que, también es investigador de IRNAD (Instituto de Investigaciones en Recursos Naturales, Agroecología y Desarrollo Rural), que depende de la UNRN y el Conicet.

Luz Verde para la Región Sur se puso en marcha en 2016. Foto: gentileza

Dijo que, en principio, los árboles se llevan al vivero priovincial de Jacobacci y desde ahí, algunas plantas se trasladan a los demás viveros de la Línea Sur, como el de Ramos Mexía, Pilcaniyeu y Comallo, pero también a algunas viviendas de pobladores.

«Cuando las plantas están en letargo -sin hojas-, se sacan las raíces desnudas. Con las más chiquitas, se hacen paquetitos. Eso va embolsado, acondicionado para que no se deshidrate y viaja en camioneta. Los trasladamos a raíz desnuda, sin tierra. Por eso, podemos trasladar muchas plantas en poco espacio», manifestó.

Cuando se le consultó por el lugar elegido para la extracción, Naón aclaró: «Tenemos un acuerdo con la municipalidad que nos gestiona los permisos y, a veces, nos acompañan los guardaparques».

Destacó que «ese bosque está en buenas condiciones de conservación y, al concentrar el trabajo en ese lugar, se nota una disminución de la carga de exóticas».

Luz Verde para la Región Sur se puso en marcha en 2016. Foto: gentileza

No sucede lo mismo todavía en la región sur. «El número -9.000- parece enorme pero todavía no es visible. Sucede que muchas no prosperan. Se las comen los animales o no las riegan. Por eso, también vamos aprendiendo dónde ponerlas y dónde no. Es un ejercicio constante», reconoció.

Naón aseguró que el programa contempla el traslado de plantas de viveros, otras que donan los colaboradores, estudiantes. «La idea es que haya frutas, flores, árboles. Cualquier planta«, advirtió.


Comentarios


Plantaron 9.000 árboles exóticos de Bariloche en la Línea Sur