Plottier: con el objetivo puesto en la conectividad

Además de garantizar la electricidad, la Cooperativa de Servicios Públicos brinda el servicio de telefonía e internet y proyecta cubrir la ciudad con fibra óptica a futuro.



El servicio tiene constante mantenimiento para brindar calidad a la población.

El servicio tiene constante mantenimiento para brindar calidad a la población.

La Cooperativa de Servicios Públicos forma parte de la identidad de la ciudad. Se fundó en 1953 con el objetivo de garantizar el servicio eléctrico en toda la localidad, pero se han expandido y hoy prestan, además, otros servicios, como el de sepelio y el de farmacia.

Así lo destacó el presidente de la institución, Sergio Soto, quien remarcó que el balance de su gestión, hace ya seis años consecutivos al frente de la Cooperativa, “es positivo en sobremanera”.

Con más de 23.000 socios en la actualidad, la institución pretende “acercarse a la comunidad con proyectos concretos”. Soto explicó que ese es el principal eje de su administración, “siempre innovando y generando nuevos servicios”.

Además de garantizar la electricidad en todo el ejido de Plottier, hoy brindan el servicio de sepelio y cremación, el de farmacia y el de telefonía e internet, según indicó. Agregó que cuentan con una estación sanitaria y un banco ortopédico, para beneficio de toda la comunidad.

Respecto a la prestación original de la cooperativa, la luz, Soto señaló que la han mejorado “cuantitativamente en su calidad”. Contó que ahora la ciudad tiene una “máquina nueva”: “un transformador eléctrico con el que se va a resolver el problema de la electricidad por los próximos 15 años”.

El presidente de la institución remarcó que la obra pretende dar respuesta al crecimiento de la población. “Se incorporaron 120 socios por mes durante los últimos años”, detalló.

“La ciudad tiene un transformador eléctrico nuevo con el que se va a resolver el problema eléctrico por los próximos 15 años”,

dijo Sergio Soto, presidente de la Cooperativa de Servicios Públicos.

Fibra óptica

En contexto global hiperconectado, el servicio de internet es una prioridad. Soto resaltó que proyectan cubrir toda la ciudad con fibra óptica. Explicó que el objetivo es culminar con la obra en tres años, pero que puede extenderse, pues sostuvo que “es muy difícil proyectar en Argentina”.

De todas formas, el plan ya está en marcha. Aseveró que se conectaron las “líneas troncales” y que el barrio El Ceibo ya tiene el servicio funcionando. Avanzaron “hacia el oeste y norte de la localidad”, siguiendo por la zona suroeste, con los barrios Fincas de Plottier y Don Antonio, para concluir en el noroeste.

“El objetivo es conectar toda la ciudad”, enfatizó y remarcó que trabajan para activamente para cumplir con los plazos: “En este momento nuestra gente está tirando fibra óptica y conectando”.

La ampliación del servicio de luz e internet resulta apropiada y relevante en un contexto como el actual, donde el mundo está en vilo por la pandemia del coronavirus. Tras la cuarentena preventiva y obligatoria decretada por el presidente Alberto Fernández, Soto manifestó que no habrá inconveniente en garantizar las prestaciones mientras dure la medida.

“Estamos al pie del cañón”, subrayó el presidente de la cooperativa, quien añadió que el personal “está trabajando en las calles” para asegurar el buen funcionamiento de todas las prestaciones.


Proyectar en tiempos de inestabilidad económica

Sergio Soto asumió la conducción de la Cooperativa hace seis años, con un “escenario caótico”, según remarcó. La situación más dura que le tocó atravesar en su gestión fue “ordenar institucionalmente” el organismo y “sacarlo de la zona de riesgo”.

Enfatizó que no quiere echarle la culpa a nadie, pero aseveró que “la Cooperativa estaba próxima a desaparecer” y contó que en los últimos 10 años la institución fue intervenida tres veces, pues tenía “muchos problemas con los servicios y su ordenamiento”.

2.300
Es el número de socios con los que, actualmente, cuenta la cooperativa

Ya más aliviado, resaltó que hace cuatro años se logró normalizar la prestación. Pusieron “la máquina a andar” e intentaron revertir la realidad que tuvo el organismo por muchos años, con deudas contables.

“Hoy la institución está bien plantada y sólida para seguir hacia adelante”, aseguró. Sin embargo, manifestó que lo que no es tan sólido es el contexto económico del país, con un dólar volátil.

Ejemplificó que cuando consiguieron el financiamiento para comprar el transformador que costó 1.020.000 dólares, la divisa valía 17 pesos, hace alrededor de tres años. Como el financiamiento de las obras siempre se cotiza en dólares, Soto explicó que la fluctuación de la moneda extranjera hace que los proyectos se dilaten.

Por eso no cree que puedan concluir el plan de cubrir toda la ciudad con fibra óptica en el plazo de tres años.

Pese al incierto panorama, fue optimista y resaltó que el objetivo es “avanzar como las hormigas”, de a poco, pero siempre con la mirada puesta en “concretar los proyectos planteados”.

Además de la luz, la cooperativa a sumado otros servicios.

Comentarios


Plottier: con el objetivo puesto en la conectividad