Pocos piden excepciones a la presencialidad en Bariloche

El intendente Gennuso volvió a otorgar la dispensa a empleados con hijos escolarizados. Solo 52 solicitaron ingresar en este régimen, pero se analiza cada caso en particular.

La mayoría de los trabajadores de la Municipalidad de Bariloche cumple con trabajo presencial. Foto: Alfredo Leiva

La mayoría de los trabajadores de la Municipalidad de Bariloche cumple con trabajo presencial. Foto: Alfredo Leiva

Un grupo reducido de empleados de la Municipalidad de Bariloche pidieron ser incluidos en la excepción de cumplir sus tareas presenciales por tener hijos en edad escolar, aunque la mayoría planteó solo un permiso para el traslado a la escuela.

Los trabajadores con hijos escolarizados fueron eximidos de cumplir tareas presenciales en la Municipalidad de Bariloche el año pasado, durante la pandemia, sin embargo, a mediados de diciembre el intendente decidió cancelar este permiso y ordenó el regreso a las oficinas. Pero esta semana volvió a emitir una resolución concediendo la dispensa a los trabajadores con hijos menores de 12 años o con discapacidad previo análisis de cada caso en particular.

La excepción de concurrir a sus puestos de trabajo no es lineal ya que cada trabajador deberá completar una declaración jurada e informar el cronograma y modalidad de clases de sus hijos para que se establezca un “plan de trabajo semi presencial y/o remoto”, porque ahora la dispensa puede ser parcial o total.

Hasta el momento, solo 52 trabajadores con hijos escolarizados pidieron formalmente la dispensa, según precisó Gabriela Rosemberg, secretaria de Planificación y Evaluación de Políticas Públicas del municipio, quien aclaró que de ese total, 37 solo pidieron flexibilidad horaria para poder trasladar a sus hijos a la escuela.

La funcionaria señaló que cada caso se analiza de manera particular y se evalúa si se puede hacer teletrabajo. Puntualizó que 16 de los pedidos refieren a ambos padres o tutores son agentes municipales.

En las oficinas municipales hay personal con trabajo presencial. En total son 1.181. Foto: Alfredo Leiva

Según la resolución firmada por Gennuso, el personal que tenga la dispensa deberá cumplir sus tareas de manera remota y “podrá ser convocado a contra turno, a efectos de cumplir con las necesidades del servicio”.

Rosemberg consideró que a tres semanas del inicio de clases no se sumarían muchas solicitudes de dispensa más. “La novedad es en la organización escolar y familiar, hay un período de adaptación por el esquema de horario de las escuelas”, apuntó.

Además de los padres con hijos en edad escolar, el municipio dispensa a los trabajadores que integran grupos de riesgo y mayores de 60 años. En total son 251 los empleados en estas condiciones. Mientras que hay un grupo de 500 trabajadores que realiza tareas semi presenciales, es decir que se rotan los días laborales por el aforo de los espacios de trabajo. Sin contar estas excepciones, actualmente hay 1.181 empleados que cumplen con la jornada laboral presencial en el municipio.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Pocos piden excepciones a la presencialidad en Bariloche