Polémica por la visita masiva de gansos en las lagunas de un barrio costero en Neuquén

Se trata de las urbanizaciones cerradas en Valentina sur rural, sobre la costa del río Limay




Un grupo de vecinos del barrio privado La Zagala evitaron ayer que erradicaran, en condiciones poco claras, a los gansos silvestres que se aquerenciaron en las lagunas internas del barrio cerrado. El lugar es Valentina sur, en la vieja zona de chacras de Neuquén capital lindera al río Limay.

Una veintena de gansos permanece desde hace un par de años en el humedal interno y algunos ejemplares “mansitos” se acercan a los patios a pastar, también ensucian y provocan ruidos en la noche, según la queja de un sector de propietarios.

La dirección del consorcio alegó que los niños no se pueden acercar al espacio de agua por las aves. Hubo una encuesta interna el año pasado y la mayoría respondió que podían convivir con los gansos.

La alarma surgió ayer cuando una camioneta utilitaria se acercó a la zona costera del humedal con 3 operarios para retirar una veintena de aves de La Zagala, con una red prestada del sector de canchas como única herramienta.

Los frentistas cuestionaron a la cuadrilla y pusieron en tela de juicio la versión de la administración, de que serían trasladados a un espacio cuidado en El Arroyón, zona de Cinco Saltos, provincia de Río Negro. “Allí hay crianza de polllos parrilleros y mataderos de animales menores”, cuestionaron. Otros, más directos reclamaron que "van a ir al freezer".

Desde la dirección del consorcio se buscó la intervención tanto del municipio de Neuquén como de la dirección de Fauna de la provincia para solucionar la invasión de gansos en el sector.

Pero tanto desde la municipalidad capitalina como desde Fauna se le respondió que no intervendrán en el problema. Según la dirección de Fauna, los gansos son de corral, no son especies autóctonas en estado de silvestría para tomar intervención. Así lo confirmó a Río Negro la directora del organismo, Lucía Redondo.

Desde el municipio, se les ofreció un instructivo de cómo capturar a la parvada de gansos sin dañarlos. “Nos indicaron que los llevarían a una chacra de Senillosa, donde iban a poder estar sueltos, sin problemas”, explicó la directora de Bienestar Animal, Andrea Ferraciolli

Los gansos siguen en las lagunas de La Zagala. También hay en La Peregrina, el barrio vecino, también cerrado. Mientras el consorcio de La Zagala informó a las autoridades que el origen de la parvada fue una pareja de gansos que se dejó en la laguna y se reprodujo sin control, los copropietarios defensores de las aves sostienen que los gansos se trasladan en forma natural desde los humedales cercanos, fuera de los límites del alambrado privado. Para los frentistas, que consultaron veterinarios, son gansos silvestres.

Algunos propietarios contabilizaron hasta 21 gansos en la zona. Dos fueron encontrados muertos hace un tiempo atrás. Otros frentistas tiene contabilizada una colonia de 14 gansos en ese sector de ribera con el río Neuquén más los que habitan en los humedales de sus vecinos en La Peregrina.


Comentarios


Polémica por la visita masiva de gansos en las lagunas de un barrio costero en Neuquén