Entradera en Viedma: el detenido sigue estable y se confirmó que había cumplido una condena en los últimos días

Fue identificado como Kevin Toro Calvo. Tras un juicio abreviado en diciembre de 2018 fue condenado a 3 años y 4 meses de prisión por un robo agravado perpetuado un mes antes en la capital provincial.





Kevin Toro Calvo es el joven delincuente herido que participó en una fallida entradera en el barrio IPPV de Viedma en la madrugada del miércoles. Continúa internado en terapia intensiva del hospital Zatti, en estado reservado; y se confirmó que hace pocas días había recuperado la libertad tras cumplir una condena de pocos más de tre años por un robo agravado por el uso de arma de fuego, también ocurrido en Viedma.

En los primeros días de noviembre de 2018 ingresó con fines de robo al local de una empresa de seguros en la calle 25 de Mayo, pero luego de apoderarse de dinero en efectivo y dos teléfonos celulares de sus víctimas fue aprehendido por efectivos policiales que habían sido alertados por el hecho.

El 7 de diciembre de ese mismo año fue condenado por el juez Guillermo Bustamante a tres años y cuatro meses de prisión, como autor penalmente responsable del delito de robo agravado por haber sido cometido mediante la utilización de un arma de fuego apta para el disparo, en calidad de autor y en grado de tentativa.

Fue en el marco de un juicio abreviado donde Toro Calvo reconoció el hecho y la aceptó la pena impuesta. En esa instancia el Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Guillermo González Sacco y actuó el defensor oficial Juan José Alvarez Costa.

El joven cumplió la condena en el Penal N° 1 de la capital rionegrina de donde salió en los últimos días y su último accionar fue el intento de robo que terminó con una feroz balacera y ahora lucha por su vida en el hospital local.


Continúa la búsqueda del prófugo y avanzan los peritajes


Con peritajes que se realizan sobre diversos indicios recolectados avanza la investigación para concluir con el esclarecimiento del hecho acaecido en la madrugada del miércoles cuando dos personas a bordo de una motocicleta intentaron perpetrar un robo a una familia que ingresaba a su vivienda.

Durante la tarde del miércoles la Policía realizó tres allanamientos diferentes requeridos por la Fiscalía de los que participó la Unidad operativa del Ministerio Público Fiscal, el Gabinete de Criminalística y la Brigada de investigaciónes, donde se secuestraron celulares, prendas de vestir entre otros elementos que están siendo peritados.

Aunque no trascendieron más detalles sobre los allanamientos esa medida indicaría que el segundo delincuente estaría identificado y se buscan elementos que permitan vincularlo con la causa judicial en marcha.

En el área de la Unidad de Investigación Técnico Científica del Ministerio Público, se está trabajando sobre huellas y manchas hemáticas y rastros genéticos en un teléfono celular. La evaluación estará a cargo de la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General.

Además se examinaron cámaras de seguridad del sistema 911y  se trabaja sobre el automóvil secuestrado.

El hombre herido que intentó perpetrar el robo fue intervenido en el hospital y se encuentra estable y con las víctimas trabaja la Oficina de Atención a la Víctima en la asistencia especializada.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Entradera en Viedma: el detenido sigue estable y se confirmó que había cumplido una condena en los últimos días