¿Dónde puede estar Jones Huala, prófugo de la Justicia chilena?

Un juez chileno ordenó la inmediata detención del activista mapuche, que a esta altura podría estar en Argentina.





Facundo Jones Huala, el activista mapuche argentino que está prófugo de la Justicia chilena, ya demostró cuán fácil cruza la cordillera de los Andes sin que nadie lo advierta ni quede registro oficial. Desde el miércoles, cuando la Corte Suprema de ese país le revocó la libertad condicional y ordenó su captura, el líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) está prófugo.

El teléfono celular que Jones Huala tenía incluso en la cárcel dejó de emitir señal en la tarde-noche del martes pasado. Hasta antes de que se conociera la decisión de la Corte, los que se comunicaban con él mediante esa línea de una compañía chilena recibían esporádicas respuestas, secas y cortas, del ahora prófugo, pero desde entonces nadie responde los Whatsapp ni atiende las llamadas.

La posibilidad de que Jones Huala, que nació en Bariloche hace 35 años, esté en territorio argentino por estos días es tan plausible como la que podría colocarlo en alguna comunidad mapuche de la zona de la Araucanía, en Chile.

En 2013, cuando se produjo su detención en la zona de Río Bueno, Chile, por ser sospechoso de haber incendiado la vivienda de un cuidador de una estancia, Jones Huala no tenía constancia oficial de ingreso a ese país.

Al año siguiente, cuando gozaba del beneficio de la prisión preventiva domiciliaria, la Justicia perdió vínculo con él y también lo declaró prófugo.

Se dejó ver, un año más tarde, en el norte montañoso de Chubut. Creó en la zona de Vuelta del Río, donde vivieron sus abuelos, la comunidad Cushamen, donde lo detuvieron cuando Chile pidió su captura internacional. En ese lugar murió Santiago Maldonado luego de la irrupción de efectivos de Gendarmería Nacional.

Como el primer juicio de extradición, realizado en Esquel, fue anulado por la Justicia Federal por graves irregularidades en la detención de Jones Huala (su domicilio fue aportado por un miembro de la Agencia Federal de Inteligencia, AFI) y quedó el libertad.

Durante casi cuatro años cruzó de un lado a otro de la Cordillera sin que quedara registro oficial de sus movimientos, hasta que en 2017, en un control de Gendarmería en Río Villegas, al norte de El Bolsón, fue detenido.

Un segundo juicio de extradición, ya en jurisdicción del Juzgado Federal de Bariloche, lo llevó a Valdivia, donde fue condenado a una pena de seis años de prisión. La cumplía en una cárcel de Temuco cuando una corte de apelaciones le otorgó en enero de este año el beneficio de agotar la condena en libertad, bajo la promesa de cumplir una serie de normas, una de las cuales era presentarse cada determinados plazos en una oficina de la Comisión de Libertad Condicional para dar fe de su buena conducta.

Pablo Salas Donoso, juez de Garantías de Río Bueno, emitió el miércoles a las siete de la tarde la orden de detención de Jones Huala, que tal vez a esta altura esté oculto en algún sitio donde difícilmente lo encuentren.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
¿Dónde puede estar Jones Huala, prófugo de la Justicia chilena?