En Río Negro, se dividió ParTE, el partido del Alberto Fernández y de Odarda

Un sector opositor se quedó con la conducción y cuestiona a la ex senadora por su "construcción familiar". Hay impugnaciones y críticas al "accionar egoísta e irregular".





ParTE, el partido del presidente Alberto Fernández, se quebró en Río Negro y la ex senadora Magdalena Odarda perdió su manejo, quedándose sin estructura partidaria en pleno proceso electoral.

Un sector opositor reunió a la Convención y, entre otras decisiones, anuló la condición de apoderados para la ex parlamentaria y titular de ese cuerpo, como también, del presidente de la Junta de Gobierno, Ernesto Montecino Odarda.

Inmediatamente, ambos cuestionaron ese encuentro e impugnaron sus resoluciones. Esta fuerza ingresa en un período de judicialización aunque su actuación electoral se orienta en la reconstrucción del Frente de Todos, a pesar de la salida del Justicialismo.

La Convención -que sesionó con 11 miembros (de 20, entre titulares y suplentes)- autorizó la integración del FdT pero otorgó «libertad de acción a las localidades» que «tengan otras realidades políticas electorales». Se designó a la vicepresidenta Rosa Pavletich y al convencional Andrés Alvarenga en las negociaciones políticas.

Odarda ya está en esa misión aunque, ahora, su representación cae en terreno dudoso.

En diciembre, ParTE pareció encolumnarse con Nos Une Río Negro, la nueva alianza del PJ, impulsada por el senador Martín Doñate cuando éste se reunió con el titular de esa organización en Nación, Claudio Ferreño. Pero, esa decisión después se modificó porque llegó un mandato presidencial de volver a la coalición original.

En ese marco, el partido cayó en esta crisis de representación. Alvarenga defendió la trayectoria y liderazgo de Odarda para explicar que el cambio pretendido en ParTE está en la apertura. Criticó que la ex senadora mantenía una organización acotada y «una construcción familiar», con «poca generosidad» en los espacios. Así, aludía especialmente a sus hijos, Facundo y Ernesto Montecino Odarda, legislador y presidente de la fuerza.

En un comunicado, la ex titular del Instituto de Asuntos Indígenas invalidó la reunión de la Convención por «irregular» y «promovida por Pavletich y Alvarenga». Insistió con nulidades ignoradas y, luego, consideró que es un «grupo minoritario de afiliados, persuadidos por intereses personales» y «se encuentran influenciados claramente por los intereses políticos impuestos por quienes impulsan acuerdos electorales con el oficialismo provincial».

Además, la dirigencia consideró el «accionar como egoísta e irregular» por lo «nocivo que puede resultar para el espacio». Defendió la existencia de «mecanismos para abordar los distintos posicionamientos», tras lo cual, se cuestionó estas «acciones destructivas y antidemocráticas» para «perjudicar la imagen de nuestra conductora Magdalena Odarda y de quienes continuamos con las mismas luchas».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Río Negro, se dividió ParTE, el partido del Alberto Fernández y de Odarda